Opret sigue demolición de viviendas en el barrio Enriquillo para extensión del Metro

Moradores alegan los presionan porque plazo para salir vence el 21

Moradores alegan los presionan porque plazo para salir vence el 21

1 101
La Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) continúa derribando viviendas pagadas a sus propietarios en el barrio Enriquillo de Herrera, municipio Santo Domingo Oeste, ante a la oposición de algunos moradores que reclaman más tiempo para mudarse.

Una retroexcavadora derribaba este martes varias viviendas de dos y tres niveles que ya estaban desocupadas, con el fin de hacer espacio para la extensión del Metro de Santo Domingo hacia el municipio de Los Alcarrizos. Algunos moradores han seguido protestando porque alegadamente las autoridades no cumplieron con el compromiso del plazo para abandonar las viviendas que supuestamente vence el 21 de este mes.

Ha sido preciso enviar agentes de la Policía para mantener el orden debido, a la inconformidad de propietarios e inquilinos, que a pesar de que afirman ya les pagaron, alegan que no han encontrado vivienda para mudarse.

Karina Reyes, una de las afectadas, dijo que hasta ahora estaban conformes con el proceso que ha realizado la Opret porque se ha hecho con justicia, pero que quienes tiene la responsabilidad de derribar las viviendas los presionan para que se vayan cuanto antes.

Indicó que desde hace tres meses vienen trabajando con las autoridades y que les prometieron que luego de recibir el cheque tenían entre 30 y 45 días para mudarse, plazo que, según ella, no se ha cumplido.

“A mí me entregaron el cheque el 28 de noviembre y cuenta de esa fecha para acá a ver si hay 40 días, sin contar sábados y domingos porque no se trabaja. Yo ya tengo a donde ir, pero el detalle es que hay muchas personas que han buscado y no encuentran casa porque no es lo mismo comprar de ahora para ahorita”, dijo Reyes.

Por su lado, la Opret por medio de Joel García, encargado de Comunicaciones, informó que la primera partida de cheques de 66, se entregó el 25 de noviembre pasado, pero que desde hacía seis meses la gente sabía que tenía que buscar donde mudarse y niega que se conociera un plazo hasta el 21 de diciembre como alegan moradores.

La entidad informó que se ha tratado de hacer un trabajo respetando la dignidad de las personas y que por eso se tenía todo ese tiempo en reuniones y socializando con la gente y las juntas de vecinos del sector.

“Las casas que se han ido derrumbado no son todas, se ha ido haciendo en orden de pago. Es que es un proyecto que va abarcar muchos meses y hay que empezar, todo ha salido muy bonito , muy bien , pero hay que hacer un balance”, informó García.

Mostrar comentarios (1)

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas