fbpx

Líder del Estado Islámico muere en explosión que él mismo detonó, asegura Biden

"En un acto de cobardía final (...), decidió volarse a sí mismo por los aires", dijo el presidente de Estados Unidos

“En un acto de cobardía final (…), decidió volarse a sí mismo por los aires”, dijo el presidente de Estados Unidos

0 8
El presidente de EE.UU., Joe Biden, aseguró este jueves que el líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, murió en una explosión que él mismo detonó, durante una operación estadounidense en el norte de Siria.

“En un acto de cobardía final (…), decidió volarse a sí mismo por los aires, matando también a varios miembros de su familia”, dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca.

Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi

El terrorista que murió este jueves en una operación comandada por fuerzas militares estadounidenses, antes de convertirse en el líder del Estado Islámico fue un informarte de Estados Unidos que reveló las identidades de otros líderes terroristas y proporcionó indicaciones en forma de mapa sobre cómo encontrarlos.

Al Quraishi asumió el cargo al frente de Estado Islámico tras la muerte del anterior jefe del grupo yihadista, Abu Bakr al Baghdadi, en una operación similar llevada a cabo en octubre de 2019 por las fuerzas especiales en la provincia de Idlib, cerca de la frontera con Turquía. Se cree que se encargaba de supervisar los ataques del Estado Islámico contra la minoría religiosa yazidí en Irak.

Conocido como “el destructor” o “profesor”, fue una figura de importancia entre el yihadismo iraquí en los últimos 20 años. Su perfil fue creciendo en la jerarquía de seguridad y religiosa en el seno del grupo terrorista. Lideró la masacre de los yazidíes, una minoría de habla kurda.

El 24 de marzo de 2020, Estados Unidos lo reconoció oficialmente como nuevo líder del Estado Islámico y lo añadió a su lista de terroristas más buscados.

Según el ISIS, el difunto líder era un veterano en la lucha contra Occidente, comandante con educación religiosa y experiencia en el campo de batalla. De acuerdo a Counter Terrorism Project, se graduó en la Facultad de Ciencias Islámicas de Mosul y también estudió estudios jurídicos de la sharia en la Universidad de Mosul.

Al terminar sus estudios, sirvió como oficial en el ejército del dictador iraquí Saddam Hussein. Tras la ocupación de Irak por parte de Estados Unidos y la captura de Hussein en 2003, al-Mawla se volcó en el extremismo violento y acabó asumiendo el papel de comisario religioso y jurista general de la Sharia para Al-Qaeda.

En 2004, al-Mawla fue capturado por las fuerzas estadounidenses debido a sus vínculos con Al-Qaeda. Mientras estaba encarcelado en Camp Bucca, en Basora, cerca de la frontera entre Irak y Kuwait, al-Mawla conoció a Abu Bakr al-BaghdadI y estableció un estrecho vínculo con él. Fue en Camp Bucca donde Baghdadi radicalizó a muchos de los futuros militantes de Al Qaeda y del ISIS, por lo que el campamento se considera la cuna del ISIS.

Lo describían como “el erudito, el trabajador, el adorador”, una “figura prominente en la yihad”, y un “emir de la guerra”.

Según detalló EEUU, el líder terrorista se hizo explotar durante el operativo, con una bomba que llevaba consigo.

Al Quraishi es un viejo conocido de Washington. Según informes de interrogatorios a los que tuvo acceso The Washington Postantes de unirse al grupo, cuando se encontraba en prisión entre 2007 y 2008 en Irak, habría sido informante para Estados Unidos.

En los informes confidenciales de los interrogatorios, el detenido iraquí M060108-01 es descrito como un prisionero modelo, “cooperativo” con sus captores estadounidenses e inusualmente hablador, según información de The Washington Post. Asimismo, parecía hacer todo lo posible por ser útil, especialmente cuando se le ofrecía la oportunidad de informar sobre sus rivales dentro de su organización, entonces conocida como Estado Islámico de Irak.

Durante varios días de interrogatorio en 2008, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurashi proporcionó indicaciones precisas sobre cómo encontrar la sede secreta del ala de medios de comunicación del Estado Islámico, hasta el color de la puerta principal y los horarios en los que la oficina se encontraba ocupada. Consultado por el líder número 2 del grupo -un sueco de origen marroquí llamado Abu Qaswarah- el fallecido líder dibujó mapas del recinto del hombre y dio el nombre del mensajero personal de Abu Qaswarah, de acuerdo al medio estadounidense con sede en Washington.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas