Cómo usar la zanahoria como guarnición

Mira cómo utilizar las zanahorias como guarnición

0 27
A la hora de buscar una guarnición saludable, la zanahoria es uno de los vegetales más versátiles y te permite un montón de opciones igualmente nutritivas y sabrosas. ¡Toma nota!

Zanahoria con perejil y garbanzos: puede funcionar como guarnición fresca o caliente. Necesitas 1 zanahoria mediana, dos ramas de perejil, sal, orégano, vinagre de manzana, aceite de oliva virgen extra y media taza de garbanzos cocidos.

Echa los garbanzos cocidos en un bowl y luego la zanahoria lavada y rallada. Pica el perejil lo más fino posible y agrégalo, luego pon sal y orégano a gusto, un chorrito de vinagre y una cucharada de aceite. Integra todo revolviendo y ya estará listo.

Zanahoria y colchón de vegetales: es una opción fresca, rápida y nutritiva. Necesitas media zanahoria, medio atado de rúcula, 5 tomates cherry, sal y vinagre al gusto y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Lava la rúcula, córtalas al medio y colócalas desparramadas en una fuente. Ralla la zanahoria lavada y échala sobre las hojas. Corta al medio los tomates cherry y échalos encima y luego condimenta con sal, vinagre y aceite.

Zanahoria gratinada con brócoli: ideal para acompañar carnes o pescado. Necesitarás una zanahoria grande, 100 gramos de brócoli, 1/4 de pimiento rojo, una feta de queso cheddar, sal, orégano y aceite de oliva virgen extra.

Lava y pica la zanahoria y el brócoli en cubos y el pimiento en tiras finas. Coloca el aceite en un wok y añade la zanahoria, cocinando a fuego mínimo. Tras 5 minutos, incorpora el pimiento y cuando ambos estén blandos añade el brócoli y deja otros 5 minutos. Añade sal y orégano, pica en cubos la feta e incorpóralo hasta que se derrita.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas