Ucrania se rinde en Azovstal y pierde Mariúpol

El último reducto de resistencia ucraniana en la ciudad de Mariúpol se entregó tras el asedio ruso a la acería más grande del país

0 66
Ucrania ha abandonado la lucha en la acería de Azovstal, símbolo de la resistencia ucraniana en la guerra con Rusia, tras dar por cumplida su misión en Mariúpol y la rendición de los primeros 300 defensores, cuyo destino es ahora incierto.

“La guarnición de Mariúpol cumplió su misión de combate. El Comando Militar Supremo ordenó a los comandantes de las unidades estacionadas en Azovstal que salven la vida del personal” que permanece allí, aseguró el Estado Mayor General del Ejército ucraniano en un comunicado publicado en Facebook.

Kiev confirmó así las informaciones de medios rusos sobre el inicio de las evacuaciones de Azovstal este lunes después de unas largas y complicadas negociaciones entre representantes de ambos bandos y tras el fracaso de las iniciativas para el traslado de los combatientes de la acería a un tercer país.

Ucrania necesita a sus héroes vivos”, aseguró anoche el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, durante su alocución vespertina.

Hasta ahora, han salido de la planta 265 combatientes, entre ellos 51 heridos graves, según Rusia, y 264 militares, incluidos 52 gravemente heridos, según Ucrania.

El Ministerio de Defensa ruso mostró imágenes de la salida de decenas de defensores de Azovstal en las que son cacheados por efectivos rusos tras abandonar las catacumbas de la planta.

En el vídeo se puede ver también el proceso del traslado de los heridos graves que abandonan la planta en camillas sujetadas por sus compañeros hasta llegar a la zona controlada por tropas rusas, donde les prestan los primeros auxilios.

KIEV GLORIFICA A SUS HÉROES

El “heroísmo de los defensores de Mariúpol” hizo posible hacer retroceder a las tropas rusas en sus intentos de tomar Kiev y detener la ofensiva en el este, aseguró este martes el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Réznikov.

Réznikov afirmó que los soldados de Mariúpol obedecieron la orden de contener a un grupo de 20.000 invasores rusos y evitar que avanzaran en dirección a Zaporiyia y Donetsk.

“Ahora tienen una nueva orden que cumplir: salvar sus vidas”, precisó y agregó que la guarnición de los defensores de Mariúpol constaba de infantes de marina, miembros de las Fuerzas de Defensa Territorial, policías, guardias fronterizos, miembros de la Guardia Nacional y combatientes del Regimiento Azov, entre otros.

La viceministra de Defensa de Ucrania, Hanna Malyar, dijo, por su parte, que ahora mismo “no había otra fórmula” para conservar la vida a los defensores de Azovstal.

POLÉMICA POR EL BATALLÓN AZOV

Precisamente, la presencia entre los combatientes de miembros del batallón nacionalista Azov es la que más críticas ha generado en Rusia, que sostiene que los integrantes de este regimiento deben comparecer ante la Justicia.

“Son criminales de guerra y debemos hacer todo por que comparezcan ante la Justicia”, dijo el presidente de la Cámara baja del Parlamento ruso, Viacheslav Volodin.

A su vez, el ultranacionalista diputado ruso Leonid Slutski tachó a los combatientes del batallón Azov de “fieras nazis con apariencia humana, cuyas manos están hasta los codos manchadas de sangre de mujeres, ancianos y niños a los que dispararon por la espalda”.

“Deben recibir el castigo más severo”, reclamó Slutski, quien propuso hacer una excepción para los nacionalistas ucranianos en la moratoria sobre la aplicación de la pena de muerte.

UCRANIA CONFÍA EN UN CANJE

Entretanto, Iryna Vereschuk, viceprimera ministra y titular para la reintegración de los territorios “temporalmente ocupados” de Ucrania, señaló que una vez que la condición de los heridos de estabilice estos “serán canjeados por prisioneros de guerra rusos”.

Indicó que Kiev está trabajando “en las próximas etapas de la operación humanitaria” para salvar al número indeterminado de soldados que aún permanecen en la fábrica y confió en poder “intercambiarlos por prisioneros de guerra rusos”.

La ministra ucraniana no dio más detalles acerca del número de militares o civiles que quedan por evacuar de las instalaciones de la acería, ni de la forma en que se hará.

“Hoy se están llevando a cabo procesos muy complicados, incluidas negociaciones (con los rusos), con la ayuda de la Cruz Roja. Se trata de la evacuación de heridos graves y otros heridos. Nuestro plan es salvar sus vidas y luego su libertad”, insistió, por su parte, el ministro de Defensa ucraniano.

CORREDOR CON CRIMEA

Mariúpol, a orillas del mar de Azov, fue fuertemente bombardeada y quedó prácticamente destruida con más de 100.000 personas que continuaron viviendo en la urbe sin luz, agua y gas.

Desde hace semanas, un contingente de soldados ucranianos ofrecía resistencia atrincherado en las instalaciones del complejo siderúrgico de Azovstal, donde también se refugiaron civiles, que fueron evacuados el pasado 7 de mayo.

La caída de este último reducto militar de Mariúpol proporciona a Moscú la posibilidad de establecer un corredor entre el este ucraniano (el Donbás) y la península de Crimea, anexionada en 2014.

Ya en marzo de este año, las fuerzas rusas aseguraron haberse hecho con el control de la carretera automovilística que lleva de Crimea a Mariúpol.

Los combates en Ucrania continúan en medio de un estancamiento de los esfuerzos diplomáticos, pues las autoridades rusas anunciaron que las negociaciones de paz han sido suspendidas, información que fue confirmada también por Kiev.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas