Cómo reducir el costo de la factura energética

Es increíble cómo puedes ahorrar en el hogar con pequeños hábitos

0 35
¿La factura del servicio de electricidad llega cada vez más cara? Muchos piensan que para disminuir el consumo energético en casa hay que hacer grandes cambios, pero no necesariamente es así. Más bien se trata de modificar ciertos hábitos y adoptar otros nuevos. Toma nota de estos ocho sencillos trucos que puedes poner en práctica para reducir el costo de tu factura energética.

1. Tapa las ollas al momento de cocinar

Aunque no te lo creas, tapar las ollas mientras cocinas, te permitirá reducir el consumo de energía hasta en un 30 %. Y es que cocinar con los recipientes tapados ayuda a que no se escape el calor y que el tiempo de cocción sea menos. Si tu cocina recibe mucha brisa a la hora de cocinar, tendrás que cerrar un par de ventanas si quieres ahorrar horas de gas.

2. Usa el microondas en vez del horno

Actualmente son muchos los productos que se pueden cocinar en el microondas en tan solo unos pocos minutos. Sustituir el horno por el microondas te puede ayudar a consumir hasta un 70 % menos de energía.
una-mano-muestra-un-objeto-en-la-mano-1ac5efec.jpg
3. Descongela el refrigerador 

Cada cierto tiempo debes descongelar el refrigerador, ya que la escarcha crea un aislamiento que puede suponer un 20 % extra del consumo eléctrico. ¿Cómo hacerlo? Desconecta el refrigerador. Luego de guardar la comida, calienta agua en una olla y colócala sobre un paño en el interior del congelador. Finalmente, cierra la puerta para que el calor se concentre y derrita el hielo.

4. Regula la temperatura de tus aires acondicionados

La recomendación es mantener la temperatura entre los 22º y los 25ºC. Según aumente la humedad será necesario reducir la temperatura para mantener la misma sensación térmica. Una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8 % más de energía.

5. Pinta las paredes de colores claros

Pintar las paredes y el techo de un color claro te permitirá ganar en luminosidad y, en consecuencia, consumir menos luz. También debes sustituir los bombillos de la casa por unos de bajo consumo (hasta un 80 % menos de energía) o invertir en bombillos LED, que aunque cuestan el doble que las anteriores, pueden durar hasta 50 años.

6. Lava con agua fría

Si programas tu lavadora para lavar con agua fría ahorras, ya que casi un 90 % de la energía que consume una lavadora es para calentar el agua. Recuerda también cargarla por completo o, si lo haces a media carga, utiliza siempre los programas económicos.
un-rat-C3-B3n-de-computadora-ebd0ee17.jpg
7. Evita cargar los celulares en la noche

Poner el celular a cargar a la hora de dormir es una práctica muy frecuente que hace que gastes energía innecesaria. Si lo dejas conectado mientras duermes, no sabrás cuando la carga esté completa y continuará gastando.

8. Convierte tu hogar en una smarthome

En los últimos años, las casas inteligentes han cobrado popularidad, y no es para menos; además de contribuir al confort, también ayuda a reducir el gasto energético, porque el usuario puede programar el uso de sus aparatos. Actualmente existen muchas opciones, que se conectan con los sistemas de Google (Google Home) y Amazon (Alexa), que no requieren de una gran inversión.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas