El slider y el cambio, la fórmula para mitigar daños de Soto

El toletero azota la recta de cuatro costura, pero luce vulnerable ante pitcheos rompientes

0 17
La estadística que mide el promedio de bateo en función de los contactos que hacen los bateadores (xBA) dice que Juan Soto debería promediar a la fecha 60 puntos por encima del número que sale de la clásica operación básica de dividir los imparables entre los turnos.

Pero su average real es de .214 (85 unidades por debajo de la media de su carrera), un número que ya preocupa hasta en las corrientes sabermétricas y que para encontrar una explicación requiere ahondar en el infinito universo de datos que hoy se manejan en la industria.

No pasa una semana sin que su promedio deje de caer y de no haber un cambio en julio podría bajar del simbólico umbral de los .200.

El aporte ofensivo de Soto es 25% por encima de la media de la liga (wRC+), pero es el más bajo en su carrera, una donde ha promediado 63% y donde vio su pico en 2020 con 101%.

La fórmula de FanGraphs que mide las victorias sobre jugador reemplazo o WAR (métrica de referencia para resumir el aporte de un jugador) coloca a Soto en el puesto 82 entre los bateadores de la MLB con 1.1. En 2021 fue segundo con 7.0, solo detrás de Fernando Tatis Jr., (7.3) y entre 2019 y 2021 solo José Ramírez (17.1) y Mike Trout (16.7) lograron más que las 16.3 suyas.

¿Descubrieron los departamentos de analíticas cómo lograr que Soto haga menos daño? De momento parece que las estrategias van funcionando y en Baseballsavant.com, la plataforma de la MLB de estadísticas avanzadas, aparecen indicadores.

Soto sigue destrozando las rectas de cuatro costuras; ante ese pitcheo batea para .362 y el xBA dice que debería estar en .394. Pero los pitchers han reducido las cuotas que les lanzan desde un 34.7% en 2021 a un 26.8% este curso.

Sin embargo, el jardinero de los Nacionales ha sido vulnerable al slider y al cambio (salvo en la recortada campaña 2020) y son los lanzamientos a los que se apela cuando la base por bolas no es opción para evitarlo.

Soto solo batea para .049 ante el slider este curso. En 2021 se quedó en .226 y en 2019 apenas logró .186. La cuota que recibe de slider se mantiene en el 17%, pero en el cambio ha saltado desde el 15% en 2021 hasta el 19.5% la zafra actual. Con el cambio pasó de batear para .247 la estación pasada hasta un .133 en la que ya transcurren 72 partidos del equipo.

Con las curvas, otro pitcheo rompiente, tampoco luce bien, no obstante, solo el 11.7% de los 1,304 lanzamientos que ha visto llegaron en esa trayectoria. Ante estos se queda en .118, muy lejos del .250 que presentó en 2021.

Otras señales

La velocidad de salida de los batazos de Soto también muestra una disminución. Promedia 89.6 millas por hora, el más bajo de su carrera. Un descenso apreciable desde las 93 mph que tuvo en 2021.

El porcentaje de los imparables de poder igual exhibe una disminución al pasar de 52.7% el curso pasado hasta los 44.1 de 2022.

Una campaña donde Soto llegó como la principal arma ofensiva del béisbol, con solo 23 años. La portada de la revista Sports Illustrated de mediados de abril la ocupó él con el título: “Confesiones de un genio”, la leyenda de Juan Soto: dentro de la mente del mejor bateador de la MLB”, bajo la firma de Tom Verducci.

Soto marcha como líder en boletos recibidos (57) y sus 14 cuadrangulares los colocan en la posición 11 en la Liga Nacional.

No se trata de un problema de conciencia de la zona de strikes, puesto que solo se ha ponchado en un 15% de los turnos, el séptimo porcentaje más bajo en el Viejo Circuito.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas