Los fallos de seguridad en asesinato a Orlando Jorge Mera

El Ministerio Público señala que hubo fallos antes y después del hecho

0 150
“La loable facilidad para el acceso al ministro Orlando Jorge Mera eran un punto frágil para su seguridad”, “cuando se desplazaba al interior del país…no le gustaba desplazarse con seguridad”, así resalta el Ministerio Público de que la fácil llegada al ministro facilitó que Miguel Cruz ejecutara el atentado que terminó con la vida del funcionario.

“A sabiendas de las debilidades de seguridad que tenía el despacho del ministro Orlando Jorge Mera…, el imputado se presentaba sin cita y de manera prepotente e imponente pretendía ser atendido por el ministro Orlando Jorge Mera”, refiere el expediente.

Según el Ministerio Público, el imputado aprovechó la confianza que tenía con el servidor público para irrespetar a empleados de la institución, lo que provocó que en una ocasión Jorge Mera le llamara la atención por la actitud.

Otro gesto del imputado, relata el expediente, sucedió a las 10:50 de la mañana del lunes, cuando Cruz llegó al antedespacho de la oficina del director nacional de la institución, Juan Manuel Cuervo Desangles, donde también se encontraba Alfonso Mendoza y de manera violenta, Miguel Cruz le dio en la frente.

El asesino, que tenía un carnet que lo acreditaba como “asistente técnico honorífico” se paseó por otras oficinas de Medio Ambiente y vociferó: “Hice campaña y no me resuelven”, en referencia a la aprobación de permisos de exportación de baterías usadas.

Era tanta la arrogancia del imputado que cuestionó la presencia de un policía en el despacho del ministro, a quien le dijo que se retire del lugar, pero el agente le respondió que no se iba a mover porque se era su lugar de trabajo.

En el despacho del ministro

Cuando Miguel Cruz llegó al despacho, Jorge Mera, estaba en una reunión con unos colaboradores, con la puerta abierta como acostumbraba. Cruz entró, pero él le pidió que le dejara terminar. Cuando terminó la reunión, Cruz entró, y el ministro le dijo a la seguridad y a dos asistentes: “Miguel es mi amigo, Miguel es mi hermano, es mi hermano, ¿para qué seguridad?”.

“Manifestando que no necesitaba seguridad para estar con el imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota y procede a hacerle señas al seguridad para que se retirara y el Ministro en ese momento cierra la puerta, se queda solo con el imputado dentro del despacho”, agrega el expediente.

La puerta fue cerrada y el detenido aprovechó el momento para disparar seis veces contra el ministro.

“… a pocos minutos de haber entrado a conversar con el ministro Orlando Jorge Mera, sin mediar discusión entre ellos ejecutó su plan de asesinar al Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominican, imputando su cuerpo con seis disparos, incluyendo heridas a distancia y de contacto, lo que evidencian que no se conformó con dispararle a distancia sino que luego le hace disparo de contacto al cuerpo mortalmente herido“, sustenta el expediente.

Cuando sonaron los disparos, la seguridad tuvo que entrar por otra puerta ya que la principal estaba cerrada. Eso facilitó a que Miguel Cruz saliera de la oficina y tomara una escalera, a fin de escapar de la escena del crimen, dice el expediente.

Despúes del crimen

Tras el agente ingresar y ver el cuerpo tirado, dio la voz de alerta por la radio para que detengan al culpable, pero, ante la confusión que se creó y “ante evidentes fallas de seguridad, antes y después del hecho”.

El Ministerio Público sostiene que se tomaron las medidas de seguridad con no dejar salir ningún vehículo, pero permitieron que algunas personas salieran a pie, por lo que Miguel Cruz pasó desapercibido y logró salir del edificio.

El asesino abordó un motor hacia la iglesia Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, en la calle San Pío X, donde fue detenido por las autoridades.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas