¿Qué alimentos se relacionan con el cáncer de próstata?

Es el segundo tipo más común y la quinta causa de muerte relacionada con cáncer en los hombres

0 39
El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más común y la quinta causa de muerte relacionada a cáncer en los hombres (Bray, 2018). Con esas estadísticas cualquiera se alarma y busca alternativas para modificar factores de riesgo.

Dentro de los factores medioambientales que influyen en las causas del cáncer de próstata resalta una dieta inadecuada, obesidad, fumar e inactividad física.

¿A qué nos referimos con una dieta inadecuada en relación con el cáncer de próstata?

Para responder a la pregunta de nuestro título, ningún alimento específico tiene la capacidad de influir en la aparición del cáncer de próstata. Sin embargo, en las investigaciones científicas, el consumo de carnes rojas o carnes altas en grasas saturadas se muestran como la principal influencia dietética que debemos ajustar.

Se sugiere entonces que el consumo regular y excesivo de carnes de res, embutidos, tocineta, o seguir una dieta alta en grasas (ejemplo dieta cetogénica) pueden contribuir a la progresión del cáncer principalmente por mecanismos relacionados a la inflamación y control anormal de hormonas sexuales y factores de crecimiento.

En algunos estudios se ha relacionado el consumo de hidratos de carbono (carbohidratos) con la aparición del cáncer, y resalta que la calidad y la cantidad de los mismos hace la diferencia. El consumo habitual de frutas, verduras, cereales ‘realmente’ integrales, legumbres tiene un impacto positivo en nuestra alimentación si lo comparamos con el consumo de bebidas azucaradas, refrescos, dulces, panes y harinas refinadas. De ahí, que exista ciertamente una relación con la aparición del cáncer y el consumo de azúcar.

Con respecto a las vitaminas, por sus antioxidantes, la vitamina A (conocida como retinol o caroteno) que encontramos en los huevos y algunos vegetales, han demostrado actividad anticancerígena en el cáncer de próstata, especialmente el licopeno (un tipo de caroteno) que encontramos en frutas y verduras rojas como el tomate.

Finalmente, vamos a encontrar que en una dieta variada que incluya frutas, verduras, leguminosas, carnes magras, grasas saludables en el pescado, nueces, aceite de oliva, podrán marcar la diferencia en las estadísticas del cáncer de próstata y en su prevención.

Como en toda recomendación nutricional, se individualizan las pautas para cada paciente, considerando que, en la mayoría de los casos existen otras comorbilidades (diabetes, hipertensión, etc) que deberán atenderse de forma integrada. Evitemos dietas estrictas o basadas en grasas saturadas, buscando la prevención de enfermedades con el cáncer de próstata.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas