Triunfo de Gustavo Petro divide opiniones en la frontera

Colombia se prepara para abrir una nueva página en sus relaciones con Venezuela con la llegada de la izquierda al poder

0 16
La izquierda llega al poder en Colombia por primera vez y el presidente electo, Gustavo Petro, ha dicho que restablecerá las relaciones con la Venezuela de Nicolás Maduro luego de tres años de ruptura y graves acusaciones cruzadas entre Caracas y Bogotá. ¿Qué traerá la inminente reactivación de las relaciones bilaterales tras el triunfo electoral de Petro, el domingo, sobre Rodolfo Hernández?

– ¿Ideología o pragmatismo? –

Petro, quien asume la presidencia el 7 de agosto, despierta fantasmas entre muchos venezolanos que le asocian con el chavismo, aunque el exguerrillero marcó distancia con el gobierno de Maduro durante la campaña electoral, llegando a calificarlo de “dictadura”.

Venezuela, que acusó frecuentemente al presidente saliente de Colombia, Iván Duque, de planes de golpe de Estado e incluso de asesinato contra Maduro, felicitó en un comunicado el triunfo del líder izquierdista y expresó “la más firme voluntad de trabajar en la construcción de una renovada etapa de relaciones integrales”.

Caracas rompió relaciones con Bogotá en 2019 después de que Duque reconociera como presidente encargado de Venezuela al dirigente opositor Juan Guaidó, que ahora queda en un limbo. Ha sido el peor momento entre estos vecinos, que comparten una porosa frontera de más de 2.200 km y han tenido altibajos, sobre todo en los últimos 20 años con la entrada en escena de Hugo Chávez y Álvaro Uribe.

No hay consulados o vuelos directos y la frontera permaneció cerrada entre 2019 y octubre de 2021, lo que colapsó el comercio bilateral. “Las relaciones diplomáticas no pueden depender o centrarse en simples amiguismos ideológicos”, dijo a la AFP el historiador Ángel Lombardi, profesor de La Universidad del Zulia (LUZ), región fronteriza con Colombia. “Si se impone la sensatez, van a tener una relación basada en el pragmatismo y el interés común”.
“Nuevos tiempos se avizoran”, celebró Maduro en Twitter.

“Cambia radicalmente la relación con Venezuela con el solo hecho de que deje de gobernar la oligarquía” en Colombia, expresó este lunes en rueda de prensa Diosdado Cabello, número dos del chavismo.

– Migración, asunto clave –

Migración, seguridad fronteriza y comercio son puntos destacados en la agenda. El tema migratorio es crucial, cuando miles de personas cruzan a diario la línea limítrofe. Colombia acoge a dos de los seis millones de venezolanos que han migrado por la crisis de su país, a los que Duque ha regularizado para que puedan trabajar y acceder a servicios públicos.

“La población migrante, hoy principalmente venezolana, recibirá un trato digno y respetuoso en los derechos humanos”, prometió Petro en su plan de gobierno. La normalización de relaciones impulsaría por otra parte el intercambio comercial, que rozó los 7.200 millones de dólares en 2008, pero se vino a pique con el cierre parcial de la frontera en 2015 y total en 2019.

La Cámara Colombo-Venezolana maneja proyecciones de 800 millones a 1.200 millones de dólares en 2022, luego que el año pasado la cifra bordeara los 400 millones. “Se levanta una nueva cortina”, dijo a la AFP Wladimir Tovar, dirigente de la patronal venezolana Fedecamaras en el fronterizo estado Táchira. “Con Colombia siempre hubo una estrecha relación”.

Sin embargo, la zona es escenario de enfrentamientos entre grupos armados y fuerzas públicas, en medio de denuncias de Bogotá de que Maduro cobija a disidentes de las FARC, guerrilleros del ELN y narcotraficantes. El mandatario socialista lo niega, y acusa a su vez a Duque de enviar paramilitares para desestabilizar Venezuela.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas