Cameron Díaz relata que pudo haber sido usada como mula para llevar drogas a Marruecos

Hoy, Cameron Díaz es uno de los rostros más reconocidos del cine. Se retiró por un tiempo, pero regresó con un proyecto que tiene a sus fans contentos

3 23
Hoy, Cameron Díaz es uno de los rostros más reconocidos del cine. Se retiró por un tiempo, pero regresó con un proyecto que tiene a sus fans contentos. Sin embargo, hubo un tiempo en el que, pudo haber terminado en la cárcel y sin tener conocimiento de ello, pues en su lucha por integrarse al mundo del entretenimiento aceptó un trabajo que no era del todo fiable.

Todo ocurrió a comienzos de la década de los 90, cuando era una joven aspirante a hacer carrera en el modelaje. Su principal objetivo era ahorrar todo el dinero posible, con el riesgo de aceptar trabajos de toda clase. Consiguió mudarse de California a París, pero el tiempo que estuvo en la capital francesa fue un fracaso estrepitoso ya que no consiguió acceder a ningún puesto.

La única oferta que recibió era cuando menos sospechosa: “Yo había conseguido ahorrar suficiente dinero para ir a París e intentar buscarme la vida como modelo. Sin embargo, no conseguí ni un solo trabajo en un año. Lo único que me ofrecieron fue algo que creo que consistía en trabajar como mula para llevar drogas a Marruecos, lo juro por Dios”, relata. “Fue a principios de los 90 y me dieron una maleta cerrada con llave en la que se suponía estaban mis vestidos”, añade.

Díaz reveló que era desconocedora de que lo que llevaba en su valija no era ni mucho menos ropa: “Yo era una chica rubia de ojos azules en dirección a Marruecos, con pantalones vaqueros rotos y botas de plataforma. Me empecé a sentir muy insegura y abandoné la maleta. Les dije a las autoridades que no sabía de quién era aquel bulto”, recuerda.

“Ese fue el único trabajo que conseguí en París”, sentencia. De haber sido interceptada en los controles del aeropuerto se habría enfrentado a una condena de hasta diez años de prisión por tráfico de drogas.

Decepcionada de su paso por Europa, decidió volver a Los ÁngelesAllí consiguió su gran oportunidad a través de un cazatalentos que se acercó a ella en una audición para protagonizar La Máscara (1994), todo un éxito en Hollywood, junto a Jim Carrey. Encontraría el amor en la figura de Benji Madden, miembro de la banda Good Charlotte, con quien se casó en enero de 2015. Cuatro años más tardes traerían al mundo a su hija Raddix.

Mostrar comentarios (3)

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas