Diego El Cigala llena de vivencias el Teatro Nacional

El cantaor español Diego El Cigala volvió a reunirse con el público dominicano en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional en un concierto donde con su

0 30
El cantaor español Diego El Cigala volvió a reunirse con el público dominicano en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional en un concierto donde con su voz y su arte transportó a todos los asistentes a rememorar épocas de sus vidas.

El flamenco es protagonista en “Salsa, bolero, flamenco y mucho más”, el nombre del concierto y nueva producción que presentó durante aproximadamente dos horas, en el que estuvo acompañado por su orquesta que fue valorada por los fanáticos con una ovación de pie.

A la 8:44 de la noche el escenario empezó a cobrar vida. Luego se escucharon unos pasos que anunciaba la llegada de Diego Ramón Jiménez Salazar, conocido popularmente como El Cigala, de etnia gitana, quien de inmediato saludó a los presentes.

“Buenas noches, Santo Domingo, mi República Dominicana, una tierra que tanto amo, los quiero”, fueron las primeras palabras del artista de 53 años que tiene nacionalidad dominicana desde el 2014.

Una mesa pequeña en el centro del escenario, un vaso de alcohol, una botella de agua, un pedestal con una silla rotativa, sus músicos y las luces que le adornaban las tablas, bastó para iniciar la velada.

Fuerza interpretativaExpandir imagen

“Moreno Soy”, de su álbum “Indestructible” (2016), “Si te contara”, un tema de la producción “Dos Lágrimas” (2008) y “Corazón loco”, del año 2003, fueron las canciones que dieron inicio a una velada de confabulación, de nostalgia, risas y de canto al amor.

“Gracias a Dios, Dios le bendiga, gracias”, externó el cantante a un auditorio que se rendía a sus pies.

El Cigala salió de la escena por unos instantes que parecían interrumpir la conexión con los allí presentes, sin embargo, a su retorno fue recibido con un aplauso de pie.

Una voz potente y acoplada caracterizó su concierto de este jueves. Resaltaron los acordes de los músicos en el bolero, la salsa, jazz junto a su interpretación. Estaba vestido de camisa blanca, conjunto azul y sus joyas.

“Lágrimas negras”, Te quiero, te quiero”, provocaron que los espectadores interpretarán con él esos temas emblemáticos de su carrera artística.

Una fanática se paró de su asiento y le expresó: “Viva tu arte, viva tú, tú hermano mío”, con una voz llena de fuerza y de sentimiento.

El simpático cantaor le devolvió el cumplido con un beso y la buscó con la mirada, como el que se encontró por primera vez con el amor.

“Te extraño”, “Adoro” “Se no rompió el amor”, siguieron llenando de vivencias y recuerdos a cada alma presente que con sus quejidos gitanos se rendía a su canto.

“Dos gardenias para ti”, recibió la mayor cantidad de euforia sin saber que sería el momento de decir adiós, pero no hasta luego. pasadas las 10:20 de la noche.

El concierto fue producido por César Suárez Pizano.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas