Ezra Miller, superhéroe en la ficción… ¿y villano ante la justicia?

El protagonista de “The Flash” está ahora en el ojo del huracán por presuntos delitos

0 12

“No podéis tocarme, estoy en otro universo”. Estas palabras, convertidas en meme, las dijo Ezra Miller en sus redes sociales, tras varias acusaciones en su contra, “estoy protegido de las personas negativas y sus malas intenciones”.

Lo hacía después de encontrarse en paradero desconocido, como un fugitivo de la justicia, al no haber acudido a una citación judicial. Después de estas declaraciones, que en alusión a Flash (el superhéroe de DC al que da vida) calificaba como “mensaje desde otra dimensión”, el actor borraba su cuenta de Instagram.

Pero ¿cómo se ha llegado hasta aquí? El de Miller es solo un caso más de los actores polémicos que parecen empañar a Warner últimamente, protagonizando un nuevo escándalo mediático después del de Johnny Depp (“Animales Fantásticos”, la saga de Harry Potter donde también participa Miller) y Amber Heard (“Aquaman”), también estrellas de la productora.

El actor estadounidense Ezra Miller en el estreno de la película “Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald” en Londres (Reino Unido), el 13 de noviembre del 2018. (EFE/ NEIL HALL)
Ezra Miller, superhéroe en la ficción… ¿y villano ante la justicia?

Sin embargo, el suyo no es un caso de difamación o malos tratos tras un divorcio… Se trata, supuestamente, del secuestro de menores viviendo entre armas.

Semillas de la extravagancia

Ezra Matthew Miller nació en Wyckoff, Nueva Jersey el 30 de septiembre de 1992. Es hijo de Marta Koch, una bailarina contemporánea, y de Robert Miller, editor en Workman Publisher y antaño vicepresidente y director general en Hyperion Books (Walt Disney Company).

De ascendencia alemana y neerlandesa por parte de su madre, católica, y judío por parte de padre, Robert tiene además dos hermanas menores, Saiya y Caitlyn. Se crió en un barrio que describió como un lugar “de intensa riqueza y baja felicidad”, según describió a “Interview”.

De pequeño, su primera inclinación artística más en serio fue la ópera. Aprender a cantar le ayudó a superar ciertas dificultades en el habla y a dejar de tartamudear. Sin embargo, terminó convirtiéndose en actor y dejando los estudios cuando a los 16 años actuó en Afterschool (2008).

Y ha seguido en ello: “City Island” (2009), “Beware the Gonzo” (2010), “Every Day” (2011), “The Perks of Being a Wallflower” (2012), “Madame Bovary” (2014), “Trainwreck” (2015), “The Stanford Prison Experiment” (2015), “Batman vs Superman: Dawn of Justice” (2015), “Suicide Squad” (2016), “Fantastic Beasts and Where to Find Them” (2016), “Justice League” (2017), “Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald” (2018), “Zack Snyder’s Justice League” (2021) y “Fantastic Beasts: The Secrets of Dumbledore” (2022).

Para Miller, lo único que él tiene es “el arte, sin eso hace tiempo que estaría muerto”, desveló a Playboy, llegando a decir que él mismo habría sido capaz de quitarse la vida. Declaraciones intensas que encajaban perfectamente con la imagen personal que se ha labrado: extravagante y rompedora.

Una imagen que, en verdad, comenzó a forjarse en su niñez: Miller sufrió la marginación escolar, lo que calificó en declaraciones publicadas por Out como “lo mejor y más informativo que puede sucederte”, ya que según él el ser un marginado sirve para “descubrir quién eres al margen de la manada”.

El actor estadounidense y miembro del reparto Ezra Miller en el estreno mundial de la película “Liga de la Justicia” en el teatro Dolby de Los Ángeles, California (Estados Unidos) el 14 de noviembre de 2017. (EFE/NINA PROMMER)
Ezra Miller, superhéroe en la ficción… ¿y villano ante la justicia?

Además, Ezra renegaba de sus propios privilegios económicos, atormentado por pertenecer al lado rico de la “repulsiva disparidad económica” de la sociedad, tal y como explicó para Vulture.

Del estrellato a la polémica

Poliamoroso, de género no binario y bisexual, comprometido con el ecologismo, contrario a las desigualdades económicas… Miller se había convertido en un icono reivindicativo que rompía con los prejuicios de género y visibilizaba otras realidades.

El hecho de ser un adolescente queer, como el propio actor se define, hizo que el bullying continuase durante esta etapa de su vida: “la intimidación venía dentro del pack de ser un adolescente LGBT dentro del sistema público educativo”, dijo Miller.

Ya convertido en celebridad, el actor hablaba de su “polícula”, la tribu queer y poliamorosa que quería construir en su finca: “son seres con los que conecto como si fuéramos familia y nos hubiéramos casado hace 25 días”, dijo a Playboy.

Pero últimamente Miller ha visto cómo esa imagen construida en los últimos años se pone en tela de juicio por las polémicas. Algo que empezó cuando se declaró partidario de la tenencia y uso de armas semiautomáticas en defensa propia.

Además, en 2020 se publicó un vídeo en el que estrangulaba del cuello a una mujer con la que bailaba en un bar, arrojándola al suelo. Pero Miller también ha tenido varios arrestos por altercados contra el orden público y presuntas agresiones. Incluso una mujer obtuvo una orden de alejamiento en 2021 después de que el actor quisiera “guiar” a su hijo como parte de su tribu.

Ezra Miller en una imagen de 2016. (EFE/WILL OLIVER)
Ezra Miller, superhéroe en la ficción… ¿y villano ante la justicia?

Los últimos altercados fueron en la primavera de este mismo año, el primero el 28 de marzo por insultar y escupir en un karaoke. El 19 de abril fue arrestado por asalto en segundo grado al golpear con una silla a una amiga que le había pedido que se fuera de su casa, y amenazarles tanto a ella como a su pareja.

La “polícula” de Ezra Miller

Estos altercados en Hawái no fueron los únicos en los que se vio envuelto el actor, que viajaba acompañado de su amiga Gibson Iron Eyes, conocida como Tokata Tawin. Un nombre que se ha hecho famoso porque los padres de la susodicha acusan a Ezra Miller de haberla secuestrado cuando esta era menor.

Durante todo este tiempo, Miller habría presuntamente violentado y dado alcohol y drogas a Iron Eyes. Según TMZ, se conocieron cuando ella tenía 12 años y él 23, unidos por el activismo ecologista. Y en 2021, Tokata, ya con 17 años, abandonó sus estudios para irse a formar parte de la “polícula” de Ezra en su finca de Vermont.

Los padres la habrían encontrado sin su documentación, teléfono ni llaves del auto, y con moratones. Pero pese a que se la llevaron del lugar, ella se escapó para regresar junto al actor. Además, ha publicado en sus redes sociales un comunicado defendiendo a Ezra.

Este no es el único caso polémico alrededor del actor. En la finca conviven también una mujer de 25 años y sus hijos, de entre 1 y 5 años. Supuestamente, ella se habría resguardado en Vermont huyendo de una relación abusiva. Sin embargo, el padre de los pequeños asegura que sus hijos están creciendo en un ambiente inadecuado, rodeados de armas.

Así lo desveló el hombre a The Rolling Stones, aunque su denuncia ante el Departamento para Niños y Familias (DCF) no llegó muy lejos, al no considerar el departamento que hubiera nada peligroso para el desarrollo de los menores.

A pesar de esto, y aunque la madre haya asegurado que las armas están guardadas donde no se encuentran sus hijos, hay fuentes que han desvelado a la revista haber visto a los niños rodeados de armas y al más pequeño meterse una bala en la boca.

Por el momento, Ezra Miller sigue siendo el superhéroe “The Flash”, película que se estrenará en verano del 2023. Ahora se encuentra, según fuentes cercanas declararon a Variety, “enfocado en su salud mental y en curarse durante estos meses”, aunque con la intención de hablar muy pronto sobre estas acusaciones.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas