Lo que demanda Casa Abierta sobre las drogas

Raddamés de la Rosa dice el gobierno no ha cumplido lo prometido en ese sector

0 11
La Asociación Casa Abierta planteó un diálogo nacional para fijar posición sobre el cambio de políticas en el fenómeno de las drogas, al que ahora se le agrega el tema de salud mental de pare de la población luego de los efectos del COVID-19 que han aumentado los casos de depresión, ansiedad, estrés y otros males.

En un documento con motivo del 48 aniversario de la fundación de esa entidad, el próximo día 15,  el director ejecutivo de la entidad Juan Raddamés de la Rosa, dijo que el cambio en políticas públicas sobre drogas sigue siendo  muy limitadas  y que  las  atenciones cuando los consumos  se tornan compulsivos, serian casi nulas, sino existieran esfuerzos solidarios y compasivos desde las asociaciones sin fines de lucro.

En su plan de gobierno en materia de drogas se planteó la promoción de  “un amplio diálogo nacional” para fijar posición sobre el cuestionamiento de las premisas subyacentes del paradigma actual de la política de fiscalización internacional,  y la necesidad de  enfoques  alternativos”.

Sostuvo que en Casa Abierta se han enfocado con mayor énfasis en la promoción y atención a la salud mental, pero también se suma a las diversas voces que se han levantado para reclamar una mayor atención del Estado a este vital aspecto para la sociedad y afirmó que la inversión en salud mental es una urgencia nacional.

Precisó que la inversión en salud mental es históricamente una vergüenza, que no alcanza ni siquiera el 1% de inversión anual en salud, mientras se entregan 100 millones de pesos para apoyar a un grupo de artistas, a otro le han asignado propiedades incautadas, mediante acuerdos de custodia. Pero ambas fórmulas se les niegan a las organizaciones sociales que trabajan en prevención y tratamiento de drogas. Ni siquiera se ha cumplido con la entrega del 15% de la ley 155 -17, sobre lavado de activos.

“Instamos a nuestros gobernantes a ser capaces de prevenir y atender las causas, pues lidiar con las consecuencias nunca ha sido una solución. Pero también, en la sociedad en general, debemos poner atención a la salud mental, buscando alternativas a las tensiones del momento y desarrollando estilos de vida saludables”.

Precisó que se requiere de un cambio de política frente al tema de las drogas y paradójicamente las   organizaciones, en especial los programas residenciales, han sido abandonados por lo que hoy atraviesan por una de sus peores crisis económica, limitando sus servicios y obligados a cerrar algunas de ellas.

Aseguró que la situación tiene repercusiones negativas para la sociedad. 2Las autoridades tienen que acudir en apoyo de estas organizaciones. Se lo deben a nuestra sociedad”, manifestó, de la Rosa.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas