PGR materializa delitos en caso Red Medusa

Esta imputación establecida desde la coerción, ha sido “blindada” por los investigadores de la Pepca en la acusación de 12,274 páginas y 400 testigos que fueron aportados en la preliminar

1 22
La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) cuenta con una reserva de 400 testigos para “blindar” las imputaciones iniciales de que el exprocurador Jean Alain Rodríguez habría convertido la Procuraduría General de la República (PGR) en el centro de operación de una estructura “que pasó de perseguir los crímenes y delitos, a materializarlos a gran escala”, indica.

De acuerdo con fuentes, dentro del voluminoso expediente de 12,274 páginas, hay pruebas suficientes que fortalecen y amplían muchas de los señalamientos que fueron incluidas en la medida de coerción en contra del exprocurador y demás implicados en la llamada Operación Medusa.

Como por ejemplo, que los integrantes de la red Medusa utilizaron el “Plan de Humanización con el objetivo de tener actividades que les permitieran ejecutar presupuestos millonarios de los que sacaron cuantiosas sumas para beneficio personal, en detrimento de los fondos públicos”. Además de que el proyecto tiene “graves problemas de diseño e insalvables vicios de construcción” señalan.

Otro de los señalamientos que fueron vertidos en la medida de coerción y que los investigadores aseguran haber fortalecido, es que los miembros de la red “adulteraron fecha y objetivo de comunicaciones para distraer, en beneficios personales, equipos que son propiedad de la Procuraduría General de la República”, se indica.

Borraron evidencias en la Procuraduría

También se les atribuye a los integrantes de la red haber eliminado “las principales fuentes de información de la Procuraduría, con el objetivo de destruir evidencias de los hechos que habían cometido, colocando a la institución en una pérdida irreparable de información en áreas tan sensitivas como Extradiciones, Bienes Incautados y Antecedentes Penales”.

Delaciones de Antón

A estas informaciones se agregan las revelaciones recientes del ingeniero Antón Casasnovas, de que él recomendó a un grupo de “empresas de confianza” para ser favorecidas con contratos de construcción de cárceles, pero que a cambio debían devolver un peaje del 20% sobre el monto total del contrato, en beneficio de los miembros del entramado.

El juez de la preliminar

Ayer la Coordinadora de los Juzgados de la Instrucción del Distrito Nacional, la magistrada Kenya Romero, eligió mediante sorteo al juez Amauri Martínez del Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional para conocer el juicio preliminar de la acusación Medusa.

Al juez Martínez le corresponderá juzgar todas las pruebas de un voluminoso expediente “sin precedentes en el país” para decidir si el caso puede pasar a discutirse en juicio de fondo.

En la acusación Medusa están incluidos Jean Alain Rodríguez, José Macarrulla, Cesarion Morel Grullón, Jonathan Rodríguez Imbert, Alfredo Solano Augusto, Altagracia Guillén Calzado, Jenny Marte Peña, Javier Forteza Ibarra, Rafael Antonio Mercedes, Miguel José Moya, Sara Fernández de José, Braulio Michael Batista y Alejandro Martín Rosa, entre otros imputados.

Las últimas incautaciones

4 La Pepca asegura que ha ocupado una gran cantidad de bienes de los miembros de la red Medusa. Entre los últimos bienes ocupados a Jean Alain Rodríguez figuran una villa turística en Bahía Chavón, en La Romana, y un solar de 3,366 metros cuadrados en Vista Lagos, además de un depósito y un puesto de amarre en La Marina de Casa de Campo. En el Distrito Nacional se le ocupó un piso de oficinas en la Torre Solazar, ubicada en la avenida Gustavo Mejía Ricart, adquirido por la sociedad comercial Jurinvest Abogados, propiedad de Rodríguez Sánchez, el 12 de octubre de 2020 a un costo de US$800,000.

Mostrar comentarios (1)

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas