TLC con Corea: entre deseo surcoreano y temores dominicanos

Corea del Sur como medio seleccionado para participar en el Kocis International Press Invitation Program

0 28
Sentado en un sofá de su oficina en Seúl, en uno de los pisos del silencioso edificio que aloja el Ministerio de Relaciones Exteriores surcoreano, Jong-uk Choi explica que su Gobierno todavía no ha recibido una propuesta de negociación oficial de parte de su contraparte dominicana para negociar un acuerdo de libre comercio.

Auxiliado de una intérprete, Choi, quien es el director general de la Oficina de Asuntos de América Latina y el Caribe de dicho ministerio, agrega que Corea del Sur no tiene ningún obstáculo ni dificultad al respecto, y que, al recibir la voluntad y opinión desde el Gobierno dominicano, esta se transmitirá a las autoridades competentes para revisarlo.

Sin embargo, en Santo Domingo, el viceministro para Asuntos Económicos y Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores dominicano, Hugo Rivera, dice  “Le propusimos a Corea -que no se ha firmado todavía- que empezáramos con la creación de un consejo conjunto de comercio e inversión, que permitiría en ese consejo analizar nuestro comercio, los obstáculos que tengamos arancelarios, no arancelarios, y qué vía de entendimiento podríamos someter al sector privado, para ver si hacíamos un acuerdo de alcance parcial o un acuerdo de libre comercio, o nos uníamos al caso (acuerdo) de Centroamérica”.

“Eso está de parte de Corea –insiste–; estamos a la espera de que Corea nos responda positivamente y firmemos juntos ese documento”. Corea del Sur tuvo un cambio de Gobierno en mayo pasado.

En una entrevista virtual con , el embajador dominicano en Corea del Sur, Federico Cuello, asegura que República Dominicana fue invitada hace unos cuatro años a las negociaciones para el Tratado de Libre Comercio (TLC) que Corea del Sur firmó en 2018 con varios países de Centroamérica (Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y El Salvador) y que entró en vigencia en marzo de 2021.

“Lamentablemente, durante el Gobierno anterior ni siquiera se convocó a la comisión de negociaciones comerciales -que es la que decide-, ni siquiera se le convocó; simplemente se le respondió a Corea ‘no nos interesa’. Y yo, al llegar a Corea (como embajador), me entero de esto y ha sido lamentable, porque claramente hay mucho interés de Corea de que formemos parte de este tratado”, dice Cuello.

no pudo confirmar dicha respuesta negativa en la Cancillería, aunque al momento es el estatus de un posible acuerdo que los coreanos empujan con ahínco y para el cual parte de su explicación estriba en su éxito económico.

La Corea que explotó económicamente

Cuando la República Dominicana estableció relaciones diplomáticas con Corea del Sur en 1962, el PIB per cápita coreano era de 106 dólares y el dominicano de 234 dólares. Hoy, la realidad es otra, y al año 2021, el ingreso promedio coreano superaba por mucho al dominicano: 34,757 dólares frente a 8,603 dólares, según datos del Banco Mundial.

“Éramos el doble de ricos que Corea”, comenta el embajador Cuello, al destacar el crecimiento de la economía coreana.

Vista del desarrollo inmobiliario en Seúl, con Lotte World Tower al fondo, el edificio más elevado de la ciudad y considerado el sexto rascacielo más alto del mundo.
TLC con Corea: entre deseo surcoreano y temores dominicanos
Coreanos y turistas visitan Gyeongbokgung, el palacio principal durante la dinastía Joseon. Al fondo, la modernidad contrastante. (PENTA PRESS/SEOKYONG LEE)
TLC con Corea: entre deseo surcoreano y temores dominicanos

La República de Corea o Corea del Sur se recuperó de la devastación que generó la guerra con Corea del Norte a mediados del siglo pasado y logró impulsar su economía basándola en las exportaciones y la educación de su población. Alcanzó un crecimiento acelerado y sofisticado, y hoy es de las 10 economías más grandes del mundo y el sexto país exportador. Es común entre turistas llamarla “un país futurista”.

Esa Corea del Sur, de 51.7 millones de habitantes, que produce los vehículos Hyundai y Kia, los teléfonos Samsung, los electrodomésticos LG y los entretenedores K-dramas y K-pop, está interesada en que República Dominicana se una al TLC que mantiene con países de Centroamérica, para el que Guatemala negocia su adhesión.

¿Por qué se empuja un TLC con Corea?

El director Choi dice a que 60 años antes Corea del Sur era un país que necesitaba recibir apoyo, pero se ha convertido en uno que apoya a otros; por eso, durante ese tiempo ha acumulado mucha experiencia y conocimientos.

Destaca que, con un TLC con su país, República Dominicana podría recibir productos fabricados, como celulares y automóviles, a bajo precio y alta calidad, y la nación caribeña elevaría su volumen de exportación. También, se aumentaría la transferencia de conocimiento y tecnología de Corea del Sur a Quisqueya.

El interés de Corea del Sur en un acuerdo comercial tiene como barrera que desde 2008 República Dominicana no ha iniciado negociaciones formales para suscribir nuevos acuerdos de libre comercio al mantener un “periodo de prudencia”, tras negociar en ese año el último tratado en concluirse: el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea, que se inició en 2010.

Actualmente, estos asuntos se manejan por un mandato negociador que ha consentido la Comisión Empresarial para las Negociaciones Comerciales (CENI), que limita los futuros procesos en ese sentido a Acuerdos de Alcance Parcial y de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones.

Sin embargo, un análisis concluido en junio de este 2022 para la identificación de sectores sensibles e intereses de la República Dominicana, en el marco de un acuerdo comercial con Corea del Sur, arroja más bondades que aspectos negativos, y deja planteado el repensar el mandato negociador vigente.

El estudio, auspiciado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), detalla que existen al menos 20 productos dominicanos -y 10 de ellos con experiencia y capacidad exportadora- que se beneficiarían de una reducción arancelaria y de los trámites simplificados de acceso al mercado que pueden ser negociados en un TLC con Corea del Sur. Entre ellos destaca los cigarros, plátanos y bananos, ferroníquel, azúcar, jugos, tejidos, y dispositivos médicos y farmacéuticos.

Agrega que, a partir de informaciones extraídas de la plataforma de identificación de oportunidades Export Potential Map, la República Dominicana tiene un potencial de 9.9 millones de dólares para exportar plátanos y bananos, frescos o secos a Corea del Sur, “del cual las exportaciones actuales son nulas hacia este mercado”.

Relaciones internacionales

Frutos de los tratados

República Dominicana cuenta con una plataforma que le permite la entrada de productos con acceso preferencial a al menos 49 países.

5acuerdos comerciales

tenía suscritos el país al finalizar el 2008.

De acuerdo al análisis del BCIE, República Dominicana está en el lugar 16 dentro del ranking de principales suplidores de América Latina y el Caribe a Corea del Sur, y el 88 del mundo. Cuatro de los cinco productos principales que exporta a ese mercado están relacionados con desperdicios y desechos de metales como cobre, aluminio chatarra de hierro y desperdicios de baterías y pilas.

Tradicionalmente ha sido deficitario para la República Dominicana el intercambio comercial con las naciones de Asia, debido a temas económicos estructurales y un mayor valor agregado de las exportaciones asiáticas.

El análisis destaca que la economía dominicana presenta un déficit comercial acumulado de 1,031.1 millones de dólares durante los últimos cinco de intercambio comercial con Corea del Sur, profundizando de un balance negativo en 108.3 millones de dólares en 2020 a un déficit total de 261.9 millones en el 2021, duplicando el déficit en un año.

Este significativo incremento en el déficit comercial puede ser explicado por una reducción en 64 % de las exportaciones dominicanas hacia Corea del Sur, como consecuencia de la caída en los valores exportados de ferroníquel en 48.7 millones de dólares y desperdicios/desechos de cobre en 1.6 millones de dólares, explica el análisis.

En el estudio se identificó que el 57 % de las importaciones de República Dominicana desde Corea de Sur para el período 2017-2021 están gravadas por 20 % de arancel. Otro 25 % no tiene que pagar arancel para acceder al mercado dominicano y un 6 % necesita solventar un 3 % de arancel.

“Los datos del Export Potential Map colocan la brecha de oportunidad comercial de República Dominicana en unos 85 millones de dólares más. Si bien esto no equilibra la balanza comercial entre ambos países, en el marco de los acuerdos comerciales es importante considerar los ingresos o beneficios que pueden derivarse de la cooperación, la inversión extranjera, la transferencia de tecnología y de conocimiento”, observa el informe.

Destaca que los países centroamericanos en el TLC “están exportando un porcentaje mayor a Corea que a República Dominicana a pesar del factor distancia y coste de transporte, lo que demuestra que es un mercado con oportunidades reales y concretas para el país”.

La brecha de oportunidad comercial de República Dominicana con Corea del Sur se estima en unos 85 millones de dólares más.
TLC con Corea: entre deseo surcoreano y temores dominicanos

Además, que las exportaciones centroamericanas a Corea han ido creciendo bajo el TLC, por ejemplo, en productos agrícolas que República Dominicana puede producir. Y que las importaciones coreanas se han mantenido en los mismos bienes o productos pre-TLC, sin incursión de otros competidores de la agroindustria nacional.

“A pesar de que las entrevistas a funcionarios gubernamentales (…) fueron realizadas individualmente, hubo plena coincidencia en la valoración positiva de un TLC con Corea (…) Sin embargo, expresaron que no hay actualmente espacio en la agenda negociadora para considerar este acuerdo”BCIEConsultoría para la identificación de sectores sensibles e intereses de la RD en el marco de un Acuerdo Comercial con Corea del Sur“

Los contras dentro de los pros

La relación diplomática RD-Corea se estableció a iniciativa del Gobierno surcoreano, recuerda el embajador Cuello.

Narra que para 1962, Corea del Sur tenía un Gobierno con “una clara estrategia de crecer” impulsado por las exportaciones, y esto requería establecer relaciones con países que fueran el mercado de esos productos a exportar.

“Ese fue un año de ofensiva”, destaca. “Corea firmó con 15 países de América Latina y el Caribe, y esa es la estrategia del crecimiento basado en las exportaciones que llevó a Corea al sitial que ocupa hoy”.

Las primeras inversiones coreanas llegaron a República Dominicana a finales de esa década e inicios de los 90, cuando una crisis económica en Corea del Sur motivó la emigración a América. En el país antillano residen unos 550 coreanos.

La manufactura textil fue el sector que más les atrajo, pero con el pasar de los años las inversiones se diversificaron hacia energía, productos sanitarios y médicos, y existe potencial para desarrollar el sector electrónico, aeroportuario y de transporte masivo, debido al interés de los surcoreanos en participar en la construcción del aeropuerto internacional que se proyecta construir en Pedernales y en el monorriel que se ha anunciado para Santiago.

“Si bien Brasil, México, Chile y Colombia son los destinos más atractivos, Guatemala, Panamá y Costa Rica han comenzado a posicionarse recientemente como nuevos destinos para la inversión coreana”, dice Cuello. “La República Dominicana debe mantener y robustecer su atractivo como destino de inversión del capital coreano”.

De acuerdo al análisis auspiciado por el BCIE, hay 12 empresas de inversión coreana en República Dominicana que generan más de 3,000 empleos, siendo más del 50 % de esos empleos del sector manufactura textil. Las instaladas en zonas francas suplen principalmente el mercado estadounidense.

Vista de una zona comercial de Seúl, capital de Corea del Sur.
TLC con Corea: entre deseo surcoreano y temores dominicanos

El estudio indica que, “si bien es cierto que actualmente el mandato negociador de las autoridades dominicanas no contempla a Corea dentro de su lista corta de países y solamente contemplaría un Acuerdo de Alcance Parcial limitado a listas de intercambio de productos”, el sentir de los sectores productivos y empresariales nacionales consultados para dicho análisis “no es opuesto al contenido de los Tratados de Libre Comercio de tercera generación que abarcan disciplinas relacionadas con el comercio”.

“Estamos muy positivos con Corea. Corea puede ser un aliado o es un aliado de República Dominicana para el futuro y para el desarrollo, y creo que va a jugar un papel transcendental en la región”Hugo RiveraViceministro para Asuntos Económicos y Cooperación Internacional de la Cancillería dominicana“

Empresarios consultados para el análisis auspiciado por el BCIE ven en un TLC con Corea “una oportunidad valiosa para la República Dominicana adquirir conocimientos y tecnologías que no tiene y que son indispensables para continuar la diversificación de la matriz energética y combatir el cambio climático y calentamiento global”.

Corea del Sur es líder en almacenamiento de energías, algo clave para poder aprovechar la energía eólica y solar. Los empresarios también destacaron que dicho país es productor de hidrógeno verde, que “se produce a partir de agua y energías renovables, y contribuye a la reducción de emisiones y a combatir el cambio climático, un compromiso asumido por la República Dominicana”.

Sin embargo, la cúpula empresarial también manifestó preocupación en torno al impacto fiscal de una desgravación arancelaria y que esta sea soportada con mayores impuestos a las empresas y consumidores dominicanos, por lo que entienden que hace falta un análisis profundo del impacto fiscal y alternativas para mitigarlo.

También, les preocupan los costos de transporte hacia Corea del Sur, para lo que también sugieren más análisis, y destacaron la necesidad del cumplimiento de requisitos de calidad y certificaciones para acceso al mercado coreano.

“A pesar de que las entrevistas a funcionarios gubernamentales vinculados a las negociaciones comerciales, comercio exterior, atracción de inversiones, promoción de exportaciones y cooperación internacional fueron realizadas individualmente, hubo plena coincidencia en la valoración positiva de un TLC con Corea, en tanto es un país que no compite directamente con la producción nacional en sus exportaciones. Sin embargo, expresaron que no hay actualmente espacio en la agenda negociadora para considerar este acuerdo”, dice el análisis.

Sin embargo, el embajador dominicano insiste en su necesidad. “República Dominicana no puede darse el lujo de quedarse fuera; tenemos que adherirnos, pero tenemos que adherirnos en condiciones dignas”, dice Cuello.

“No hemos tenido ni oposición ni posición (con el sector privado), porque las consultas formales no se han realizado”, afirma el viceministro Rivera. “Estamos muy positivos con Corea. Corea puede ser un aliado o es un aliado de República Dominicana para el futuro y para el desarrollo, y creo que va a jugar un papel transcendental en la región”.

Jong-uk Choi, director general de la Oficina de Asuntos de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur. (PENTA PRESS/SEOKYONG LEE)
TLC con Corea: entre deseo surcoreano y temores dominicanos

Cuando el país rompió relaciones con Taiwán y las estableció con China en 2018, se generaron expectativas sobre hacia dónde se encaminaban las relaciones con Asia. De materializarse un tratado, con Corea del Sur sería el primer país asiático con el que República Dominicana tendría un acuerdo de libre comercio.

La carrera por conseguir a Busan 2030

Corea del Sur quiere ser sede de exposición comercial internacional

Corea del Sur presentó en junio de 2021 una carta de candidatura a la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE, por sus siglas en francés) con el fin de acoger la Exposición Universal de 2030 (Expo 2030) en Busan, la segunda ciudad más grande y la mayor ciudad portuaria del país.

El director Choi indica que su nación tiene la gran voluntad de recibir la exposición y busca el apoyo de la República Dominicana para que sea elegida como sede entre otros países que se disputan el sorteo. Considera que esta es una oportunidad para mejorar la cooperación entre ambos estados.

En otro orden, en junio pasado, la Embajada Dominicana en Corea participó en la Feria de Bienes Importados 2022 (Imported Goods Fair-IGF 2022), un evento multisectorial organizado por la Asociación de Importadores de Corea para la promoción de productos y artesanías de todo el mundo.

La Embajada tuvo un estand donde se presentaron productos y servicios dominicanos, haciendo uso de la plataforma para ofrecer información relevante sobre el clima de inversión y la oferta exportable de la República Dominicana.

En la actividad también se promovió la exposición comercial multisectorial HUB Cámara Santo Domingo 2022, a realizarse del 6 al 8 de septiembre en Santo Domingo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas