Maduro y Petro apresuran restablecimiento de relaciones

Ambos países rompieron relaciones en 2019, luego de que el expresidente Iván Duque reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela

3 10
Venezuela y Colombia nombraron a sus respectivos embajadores para avanzar en la normalización de sus relaciones diplomáticas, rotas en 2019, tras la llegada al poder en Bogotá del izquierdista Gustavo Petro.

Petro y su par venezolano Nicolás Maduro anunciaron este jueves los nombres de sus representantes diplomáticos: el excanciller Félix Plasencia será el embajador de Venezuela en Bogotá, mientras que el exsenador Armando Benedetti será enviado a Caracas.

“Seguiremos paso a paso, a paso seguro, avanzando en el restablecimiento y la reconstrucción de las relaciones políticas diplomáticas, comerciales”, dijo Maduro en una alocución en la televisión estatal.

Le siguió Petro a los pocos minutos: “he decidido en respuesta al gobierno venezolano, que ha designado al embajador que tendrá como responsabilidad normalizar las relaciones diplomáticas entre los dos países, designar a Armando Benedetti como embajador de Colombia ante Venezuela”.

Ambos países rompieron relaciones en 2019, el punto más álgido de un vínculo plagado de tensiones en dos décadas de enfrentamientos entre el chavismo gobernante y el período de derecha que inició Álvaro Uribe, que finalizó con la llegada de Petro al poder.

Un restablecimiento previo era imposible toda vez que el anterior presidente Iván Duque no reconocía a Maduro como presidente sino al dirigente opositor Juan Guaidó, al considerar que la reelección del mandatario fue fraudulenta.

El contacto diplomático se perdió, cerraron consulados y vuelos, así como los pasos fronterizos, generando el auge de caminos irregulares.

Incluso antes de asumir el gobierno, Petro ya había enviado una delegación a Venezuela para avanzar en el proceso de normalización no solo de las relaciones diplomáticas, sino también de las comerciales.

– “Hermandad histórica” –

Plasencia fue canciller entre agosto de 2021 y mayo de 2022 y embajador en China entre 2019 y 2021. “Asumo con gran honor esta responsabilidad encomendada por el presidente Nicolás Maduro. La diplomacia bolivariana de paz será la base sólida para fortalecer la hermandad histórica de un mismo pueblo”, escribió el embajador designado en Twitter.

Benedetti, de 54 años, es por su parte uno de los primeros políticos tradicionales en sumarse a la aspiración presidencial de Petro, luego de haber llegado al senado en 2006 como parte de un partido fundado por Uribe. “Ninguna línea imaginaria nos volverá a separar como hermanos”, escribió el exparlamentario en su cuenta de Twitter tras el anuncio. Asumirá un cargo que estaba vacante desde 2017, cuando el entonces presidente Juan Manuel Santos llamó a consultas a su antecesor Ricardo Lozano.

Maduro anunció además que conformará un “equipo especial sobre Colombia” dirigido por la vicepresidenta, Delcy Rodríguez. “Es un plan muy serio para la apertura programada, progresiva, de toda la frontera, la apertura al comercio, a la inversión al movimiento monetario ganar-ganar con el pueblo de Colombia y el pueblo de la frontera”.

No hay por ahora prevista una fecha para abrir los pasos binacionales, cerrados para vehículos desde 2015 y parcialmente abiertos para peatones desde finales del año pasado. Tampoco está pautada una reunión entre ambos presidentes.

– Relaciones militares –

La frontera será protagonista en la compleja agenda común, que abarcan temas como migración, comercio y seguridad en un área con presencia de guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes.

El tema migratorio es crucial, cuando miles de personas cruzan a diario la línea limítrofe. Colombia acoge a dos de los seis millones de venezolanos que han migrado por la crisis de su país, que recibieron permisos para trabajar y acceder a servicios públicos.

La normalización impulsaría por otra parte el intercambio comercial, que rozó los 7.200 millones de dólares en 2008, pero se vino a pique con el cierre parcial de la frontera en 2015 y total en 2019.

La Cámara Colombo-Venezolana maneja proyecciones de 800 millones a 1.200 millones de dólares en 2022, luego que el año pasado la cifra bordeara los 400 millones.

Sin embargo, la zona es escenario de enfrentamientos entre grupos armados y fuerzas públicas, en medio de denuncias de Duque contra Maduro de dar cobijo a disidentes de las FARC, guerrilleros del ELN y narcos. El mandatario socialista lo niega, y acusó reiteradamente al exgobernante de enviar paramilitares para desestabilizar Venezuela.

Hace dos días, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, adelantó que establecería un contacto con su par colombiano para “restablecer” las relaciones militares.

Mostrar comentarios (3)

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas