Frecuentes accidentes donde murió madrastra de Mantequilla

Dicen que los conductores se confían y pasan muy rápido

0 14

El lugar donde se registró el accidente en que murieron la madrastra y uno de los empleados de Wilkin García Peguero, alias Mantequilla, es una zona catalogada como “peligrosa” por los residentes en el sector Ana Santana, en Sabana Grande de Boyá, quienes aseguran son frecuentes las tragedias por asuntos de tránsito.

Según el señor Alfredo Zapata, residente en la zona próximo al cruce de Monte Plata, el impacto del choque se sintió fuerte, incluso, mucho más que otras ocasiones. 

“Por eso nosotros siempre nos quedamos parte atrás, porque es una calle muy viva, siempre pasan accidentes ahí”, dijo Zapata mientras comentaba que la unidad del Sistema de Emergencia 9-1-1 llegó pronto, pero que había poco por hacer.  

De igual forma, la señora Herminia Rosario, dijo que el impacto fue tan fuerte que hasta se sintió mal de salud por lo nerviosa que estaba, y afirma que “en ese pedazo de carretera se han matado pila de gente”. 

“Hasta la luz se fue con el impacto, yo me puse mala del susto, ya uno está nervioso con este pedazo”, manifestó. Agregó que están cansados de pedirle a las autoridades que ponga letreros de aviso, para que los conductores reduzcan la velocidad, pero “no han sido escuchados”. 

Los restos de la señora Dulce María Romero, madrastra de Matequilla, fueron velados este miércoles en su residencia, ubicada en el sector El Matadero del municipio Sabana Grande de Boyá. Según versiones no confirmadas por las autoridades, el padre de Mantequilla también iba a bordo del vehículo y recibe atenciones medica en un centro de salud de Santo Domingo.  

Romero iba a bordo de una camioneta, conducida por Kelvin de Jesús Felipe Reyes, de 34 años, quien murió en el lugar de los hechos.

El hoy occiso laboraba en la empresa 3.14 Inversiones World Wide SRL, propiedad de Mantequilla, quien desde hace varias semanas está en el ojo del huracán porque “multiplicaba” el dinero de sus inversores en Sabana Grande de Boyá, Monte Plata. 

Todavía figuran rastros de sangre de los fallecidos en la curva donde se accidentaron, próximo a la escuela Ana Santana, cerca del cruce de Monte Plata.  

Uno de los trabajadores de Matequilla, quien no quiso ofrecer su nombre, llegó al lugar del accidente y afirmó a El Profe Show que, ciertamente, personas a bordo de un carro negro venían siguiendo a los hoy occisos.

Explicó que iba en otro vehículo detrás de la camioneta que conducía Kevin de Jesús, cuando se percataron de que los perseguían. “Solo observamos que eran encapuchados, justo ahí el muchacho aceleró y pasó el accidente“, manifestó el empleado de Mantequilla, mientras miraba los accesorios de la camioneta, que permanecían esparcidos en el lugar del accidente.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas