Hallan muertos a ocho miembros de una familia en Oklahoma

Seis niños son las posibles víctimas de dos adultos que se habían declarado en bancarrota en 2020

0 2

La muerte de seis niños y dos adultos en el incendio de una casa en Oklahoma está siendo investigada como un caso de asesinato seguido de suicidio en el que se considera a los dos adultos como los presuntos autores, dijeron las autoridades el viernes.

Los niños, cuyas edades iban de uno a 13 años, fueron las víctimas, dijo el jefe de policía de Broken Arrow, Brandon Berryhill, en conferencia de prensa.  

Se investigan las causas de la muerte, pero el jefe de bomberos de Broken Arrow, Jeremy Moore, dijo que aparentemente nadie murió por causa del incendio. En la casa se hallaron armas, dijo el jefe de policía.

“Llegar a la escena ayer y ver las caras de los socorristas y bomberos fue desgarrador”, dijo Moore.

Sara Abel, vocera de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, dijo que esa agencia federal ayuda a la policía local a buscar el origen de las armas halladas en la casa, pero no entró en detalles acerca de la cantidad y el tipo de armas.

El aviso sobre el incendio llegó alrededor de las 4 de la tarde del jueves. Se produjo en un barrio residencial de Broken Arrow, unos 20 kilómetros (13 millas) al sureste de Tulsa.

Los socorristas que acudieron al lugar hallaron a dos adultos muertos frente a la casa con heridas que “parecían ser de naturaleza criminal”, dijo Moore.

En otra parte de la casa hallaron los cuerpos de los niños, añadió.

De acuerdo con informaciones de familiares emitidas el domingo, la pareja identificada como Brian y Brittney Nelson atravesaba una grave presión financiera y se habían declarado en bancarrota con una deuda que ascendía a los 138,000 dólares. 

Los Nelson se declararon en bancarrota en 2020, con 8,803 dólares en activos frente a casi 138,000 en deuda, constituida en su mayoría por préstamos estudiantiles no pagados y ambos indicaron que estaban desempleados en ese momento.

A pesar que el Departamento de Policía de Broken Arrow identificó el domingo a los padres, no ofreció ninguna información nueva sobre si ambos adultos estaban implicados en los asesinatos de los niños, cuyos nombre son Brian II, de 13 años; Brantley, de 9; Vegeta, de 7; Ragnar, de 5; Kurgan, de 2; y Britannica, de 1, señalaron sus abuelos. 

Medios estadounidenses también señalan que el padre había sufrido un golpe en la cabeza durante su trabajo como acomodador en los frigoríficos de una gran cadena de tiendas, lo que le provocaba fuertes dolores constantemente.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas