Harper vs Machado, duelo entre proyectos sobre los US$300 MM

La serie, a un 7-4, mide a dos estructuras hechas en 5 años

0 40

Cuando concluyó la temporada 2018 las gerencias de Filis y Padres recibieron luz verde para salir al mercado con talonarios abiertos a buscar esas piezas sobre las que se construirían proyectos para competir y cuatro años más tarde, contra los pronósticos, están a las puertas de la Serie Mundial.

Ese año Filadelfia terminó con 80-82, tercero en el Este y a nueve juegos del Wild Card, mientras que San Diego (66-96) fue sotanero en el Oeste. Terminaron en los puestos 23 y 24 entre las nóminas con poco más de US$96 millones.

Había que garantizar al menos US$300 millones para convencer a los recursos ofensivos de mayor valor. Los de Pensilvania se inclinaron por un Bryce Harper que buscaba más pero cerró en US$350 MM por una década y los californianos por Manny Machado, que aceptó los US$300 MM por el mismo tiempo.

Desde entonces, Harper acumula una línea ofensiva de .282/.394/.546 con un OPS ajustado de 150 y 14.7 victorias sobre jugador reemplazo WAR en la versión de Baseball-Reference. Tiene 101 cuadrangulares y 296 carreras remolcadas en 455 juegos y un premio al Jugador Más Valioso (2021).

En el mismo trayecto Machado ha bateado para .280/.352/.504 con OPS+ de 136 y 17.6 WAR. Ha disparado 108 vuelacercas y empujado 340 vueltas en 519 juegos y tiene un tercer lugar para el MVP (2020). 

El proyecto de San Diego, que se mantuvo agresivo en cada invierno, vio crecer en su finca un producto de la calidad de Fernando Tatis Jr., lo que aceleró la apertura de la ventana de posibilidades. Lleva dos apariciones en postemporada en un Oeste donde los Dodgers reinan y ha tumbado a dos gigantes.

Tumbar gigantes

Los Frailes (89-73) llegaron a estos playoffs a través de un comodín, dejaron en el camino a unos Mets que lograron 101 victorias y luego a su némesis, unos Esquivadores que ganaron más que nadie (111).

En San Diego, que en 53 años de historia solo cuentan con dos visitas e infructuosas a la Serie Mundial, quieren resultados ya y la suspensión por dopaje de Tatis hizo que el equipo hipotecara sus talentos en etapa embrionaria para conseguir a Juan Soto, a quien le costó rendir desde que llegó, pero ha tomado buenos turnos en la postemporada.

Un equipo diseñado por retazos. Tras la campaña 2019 el gerente A.J. Preller llevó a San Diego vía cambio a los jardineros Jurickson Profar y Trent Grisham y al intermedista Jake Cronenworth. Entonces en 2020 contrató la rotación de hoy con la adquisición, vía cambio, de Yu Darvish y Blake Snell y en 2021 obtuvo a Joe Musgrove. Hoy tienen la quinta mayor nómina de la industria (US$202,1 millones) y los Filis la cuarta (US$221,7 MM).

Esta vez más que nunca a Machado le tocó cargar con ese equipo y si las votaciones al MVP no se hicieran en base a la serie regular sus bonos estuvieran disparados.

Filis, los inesperados

Los Filis llegan a este punto tras eliminar a los Cardenales, que terminaron con 93 triunfos como campeones de la División Central, y después superaron por 17-4 en dos encuentros como locales a los  Bravos de Atlanta para mandar a casa a los campeones defensores.

En Filadelfia el proceso tras la firmar de Harper continuó con el canje para recibir al receptor con bate dulce J.T. Realmuto en el 2019 y firmaron al campeón de jonrones de la Liga Nacional Kyle Schwarber y a Nick Castellanos como agentes libres esta campaña.

Y después lograron canjes en el límite de cambios para adquirir al abridor del juego 4 Noah Syndergaard y al jardinero Brandon Marsh. Jean Segura llegó vía cambio a finales de 2018.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas