Lo que pidió República Dominicana al Consejo de Seguridad

El canciller Roberto Álvarez señaló que se debe evitar que la situación en Haití desborde sus fronteras

0 49

La República Dominicana señaló este lunes ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que Haití vive una crisis humanitaria y de inseguridad “sin precedentes”, por lo que señaló que se debe abordar “con la urgencia” que amerita el caso.

“No hay tiempo que perder. Apelamos, una vez más, al Consejo de Seguridad a que utilice todos los recursos y medios a su alcance para revertir el curso de esta situación y evitar, de forma efectiva, que la misma desborde las fronteras de nuestro vecino país“, expresó el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez

El canciller dominicano dijo que es “legítimo” esperar que el Consejo de Seguridad de la ONU responda favorablemente a las solicitudes de acciones para enfrentar la crisis que afecta a Haití. “En particular, (las solicitudes) de las autoridades haitianas formuladas al consejo y a la comunidad internacional de asistencia urgente para frenar los excesos, tropelías y crímenes de las pandillas armadas“, expresó el funcionario.

Te puede interesar

El Consejo de Seguridad estudiar dos posibles resoluciones: una sobre la aplicación de sanciones contra los responsables de la violencia y los bloqueos en Haití y una segunda resolución para apoyar el despliegue de una fuerza internacional ajena a la ONU en el país. Esta petición llegó primero por parte del primer ministro haitiano, Ariel Henry.

Luego, el secretario general de la ONU, António Guterres, propuso el envío a Haití de una fuerza de acción rápida integrada por militares de uno o varios países para ayudar al Gobierno a recuperar el control de la capital, Puerto Príncipe, y desbloquear el suministro de combustible y otros productos básicos.

Roberto Álvarez indicó que la República Dominicana manifestó su respaldo y ha actuado acorde a la solicitud de ayuda hecha por el Gobierno haitiano. También, dijo que apoya la aplicación de un régimen de sanciones y embargo de armas que sea aprobada por el Consejo de Seguridad, contra individuos e instituciones.

“Como ya hemos afirmado, todos los esfuerzos en procurar un ambiente de paz en ese país deben ser paralelos a un proceso político inclusivo, liderado por los propios haitianos, en aras de alcanzar la necesaria unidad nacional, para abordar las causas fundamentales de su prolongada crisis. Sin embargo, nos encontramos en un punto de inflexión, cuya prioridad es pacificar y llevar toda la ayuda humanitaria posible para paliar la desesperación que vive la población haitiana”, agregó.

Te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas