La Lidom está dividida en dos grupos

Al iniciar la jornada del miércoles, la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana se encontraba dividida exactamente en dos: tres equipos que están jugando muy bien y otros tres que están jugando mal y tratando, a duras penas, de no hundirse totalmente en el fondo.Están los dos primeros, Tigres del Licey y Águilas

0 2

Al iniciar la jornada del miércoles, la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana se encontraba dividida exactamente en dos: tres equipos que están jugando muy bien y otros tres que están jugando mal y tratando, a duras penas, de no hundirse totalmente en el fondo.

Están los dos primeros, Tigres del Licey y Águilas Cibaeñas, que han jugado excepcionalmente bien y se enfrentaban anoche por quinta vez en la campaña, con los primeros dominando 3-1.

El Licey jugaba para .722, sin contar la jornada de ayer, gracias a una combinación de pitcheo dominante y una ofensiva temible.

Los Tigres han sido el equipo más anotador del torneo, con 102 que han pisado la goma, liderando la liga de manera colectiva en promedio de bateo (.257), porcentaje de embasarse (.340) y slugging (.402).

En pitcheo la historia es similar, con una efectividad colectiva de 2.11 y un WHIP de 1.04, además de  haber tolerado apenas 40 carreras limpias en el año.

Las Águilas no están muy lejos, con el tercer mejor bateo colectivo (.232/.308/.363) y un pitcheo que mantiene una efectividad colectiva de 2.89.

Los Gigantes por su lado, apenas se mantenían por encima de .500 hasta ayer, pero con dos victorias seguidas y un impulso reciente parecido al que los campeones de la pasada campaña mostraron en el 2021-22.

Los Gigantes lideran la liga en jonrones (14), pero han tenido problemas para anotar, ocupando el cuarto lugar de la liga en ese encasillado.

Su pitcheo colectivo es el tercer mejor del torneo, y por eso han logrado sostenerse, a pesar de su diferencial de carreras de -6.

La debacle de Estrellas, que han perdido cinco en línea, combinada con la incapacidad de ganar en la ruta de los Leones (1-9) y unos Toros que promedian menos de tres carreras por juego este año, hundidos en el sótano.

¿Podrán mantenerse las tendencias que han marcado los primeros 18-20 partidos de esta campaña?

En una liga tan cambiante como la dominicana, es poco probable poder responder esa pregunta, pero con la mitad de la campaña a la vuelta de la esquina, los tres de abajo deben apurarse si quieren colarse en el Todos contra Todos.

Hoy, los tres primeros lugares no parecen que vayan a cambiar mucho el resto del camino. El pleito casado es el del cuarto puesto.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas