Una generación inolvidable dice adiós en Mundial de Qatar

El astro argentino, Messi, vivirá su ocaso mundialista junto a varios jugadores estelares

0 3

Lionel Messi, sinónimo de fútbol para la ‘Generación Z’, vivirá en Catar-2022 su ocaso mundialista junto a varios jugadores que con su talento pusieron a soñar a Sudamérica con una corona que desde 2002 le es esquiva.

La genialidad inagotable del delantero del PSG, la potencia goleadora de los uruguayos Luis Suárez y Édinson Cavani y lujosas asistencias de Angel Di María, dieron vida a una generación que tiene su contraparte en Europa con gigantes como Cristiano Ronaldo, Robert Lewandowski y el croata Luka Modric, entre otros.

“Son tan buenos jugadores todos ellos, han durado tanto en la cima a nivel mundial que parece que su era nunca termina”, dijo Gustavo Poyet, seleccionador de Grecia, a la AFP.

Pero los años también pasan para los ídolos y a partir del 20 de noviembre la cita catarí será el campo de batalla de varios veteranos en su último gran acto.

Seguramente “van a surgir otros personajes y otros grandes, pero con certeza vamos a perder a una generación muy buena”, coincidió el exjugador brasileño Careca, socio de Diego Maradona en el Nápoles campeón del ‘Calcio’ en los 80.

Messi, su amigo y excompañero del Barcelona Suárez y Cavani con 35 años y Di María con un año menos ven el Mundial de 2026 demasiado lejos y eso es “un plus en la cabeza. Se va a notar que estos jugadores tienen ese deseo extra al saber que en condiciones normales este será su último Mundial”, aseveró Poyet.

Messi, maduro y a gran nivel

Con su zurda mágica, Lionel Messi estuvo cerca de igualar la gesta del fallecido Diego Maradona en Brasil-2014, pero Alemania le robó la ilusión en la final, y en Rusia-2018 la albiceleste se estrelló en los octavos de final ante el campeón Francia, en una tarde en la que Mbappé brilló.

En Catar, Argentina -que debutará el 22 de noviembre ante Arabia Saudita, en un Grupo C que completan México y Polonia- irá por el tricampeonato dirigido por Lionel Scaloni y liderado por un Messi “más maduro, mucho más colectivo”, dijo a la AFP el periodista y escritor argentino Ezequiel Fernández Moores.

El exastro del FC Barcelona llega con “un enfoque que tiene algún punto de contacto con el Maradona en el 86”, comparó Fernández Moores. En ese torneo, Maradona hilvanó actuaciones magistrales para darle a la Albiceleste su segunda Copa del Mundo tras ganar la primera en casa en 1978.

El Mundial “es tremendo, es muy difícil (…) por eso siempre lo dejo de lado”, por eso Poyet admite que deja la Copa fuera a la hora de medir la carrera de un gran jugador.

Sin embargo, el entrenador uruguayo reconoció que como a muchos fanáticos del fútbol le “preocupaba” que Messi y Cristiano Ronaldo, los dos líderes de su generación, no ganaran nada con sus selecciones. Una preocupación que quedó atrás en Brasil-2021, cuando Argentina levantó la Copa América frente al local en el Maracaná. 

Cristiano ganó con su Portugal la Eurocopa en 2016.

“Ganar el Mundial sería un plus pero Messi va a estar en la historia, se va a comparar todo el mundo con Messi en los próximos 30 o 40 años”, dijo el exjugador de la selección uruguaya.

Fernández Moores fue aún más lejos y recordó un jocoso comentario popular que reza: “Si Messi no gana un mundial que se jodan los mundiales”.

Suárez, Cavani, Di María… grandes incógnitas

Lejos del nivel del delantero del PSG varios de sus compañeros de generación están inmersos en la duda.

“Messi llega en gran forma, el resto me parece que son una gran incógnita”, resumió Fernández Moores.

Di María, que paseó sus goles y sus asistencias por media Europa (Benfica, Real Madrid, Manchester United, París Saint-Germain) antes de recalar en la Juventus, sufrió un desgarro a fines de octubre y llegará a Catar con dudas en lo físico.

Dudas que se agigantan en Cavani, jugador del Valencia, sentido de un tobillo a doce días del Mundial. 

Más entero físicamente, Suárez -goleador histórico de La Celeste, seguido por Cavani- dejó lugar a especulaciones con su decisión de dejar Europa y recalar en Nacional de Montevideo en la antesala del Mundial.

Envalentonado por la obtención del Campeonato Uruguayo con el equipo que lo formó, el ‘Pistolero’ deberá demostrar que aún está a nivel de la élite.

Los uruguayos conquistaron la Copa América-2011 en Argentina, un año después de, junto a Diego Forlán, alcanzar el cuarto puesto en Sudáfrica-2010. 

En Catar, sin el ‘Maestro’ Oscar Tabárez en el banco, sustituido por Diego Alonso, van por sorprender de la mano de una renovación que tiene en los mediocampistas Federico Valverde (Real Madrid) y Rodrigo Bentancur (Tottenham), y el delantero Darwin Núñez (Liverpool) a sus principales exponentes.

‘Ney’ y sus dudas

Más joven que Messi y Suárez, con quienes formó un tridente de lujo en el Barça, Neymar sorprendió al advertir que a sus 30 años no puede asegurar que disputará otra Copa del Mundo. 

“Quiero jugar como si este fuera mi último Mundial”, dijo el delantero de PSG a la red brasileña Globo y paralizó a una ‘torcida’ que busca celebrar el 18 de diciembre la conquista de su sexta corona mundial.

Tite desestimó que su figura diga hasta siempre en mundiales en el Medio Oriente donde Brasil, último campeón del mundo americano en 2002, y la Argentina de Messi parten entre los favoritos a llevarse la contienda que, más allá de su desenlace, será recordada como la Copa del adiós.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas