Abusos padecidos por menores en centro de rehabilitación

Además de las violaciones sexuales, las víctimas estaban en condiciones de hacinamiento, deplorables e inhumanas,A Lorenzo Silverio Almonte y/o Julián (el Pastor) se le impuso 18 meses de prisión preventiva

0 14

Menores de edad que estaban en un centro de rehabilitación contra alcoholismo y mala conducta y a cuyo director le dictaron 18 meses de prisión preventiva este jueves fueron sometidos presuntamente a varios abusos, entre ellos violación sexual, hacinamiento y la obligación de ingerir sustancias psicóticas y medicamentos sin recetas médicas, por parte del imputado.

Igualmente, de acuerdo a la acusación del Ministerio Público, Lorenzo Silverio Almonte y/o Julián (el Pastor), tenía a los adolescentes en condiciones “deplorables e inhumanas” y cinco de ellos, con edades entre los 13 y 17 años, presentan golpes contusos y violaciones sexuales, conforme a datos suministrado por la Procuraduría General de la República en la solicitud de la medida de coerción que cita estudios realizados.

El centro de rehabilitación está ubicado en Santiago y fue allanado por el Ministerio Público la semana pasada. 

“En el interior del centro, las autoridades observaron que los menores de edad estaban ‘hacinados y en condiciones deplorables e inhumanas’, por lo que los remitieron al Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani)”, indicó la Procuraduría en una nota de prensa.

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago le impuso la prisión preventiva y declaró el caso complejo “por la pluralidad de víctimas y de delitos imputados al detenido” a solicitud del Ministerio Público.

Los cargos

Lorenzo Silverio Almonte y/o Julián (el Pastor) enfrenta cargos por presuntos actos de tortura, maltrato, así como abuso sexual y psicológico en perjuicio de menores de edad.

La Fiscalía presentó cargos provisionales por violación al Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescente (Ley 136-03), en su artículo 396 (letras A y B); también por violar los artículos 29, 42, 89, 92, 115, 121 y 153 de la Ley General de Salud (42-01) y la Ley 155-17, sobre Lavado de Activos y Enriquecimiento Ilícito. Además, violar los artículos 303, 303-4, numerales 1 y 2, y 351-2 del Código Penal Dominicano, modificados por la Ley 24-97, de Violencia de Género.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas