El sabor del café depende del recipiente donde lo bebes

Cómo afectan los distintos materiales al sabor del café

0 9

Las células sensoriales de nuestra lengua nos ayudan a saborear diferentes alimentos y bebidas. Sin embargo, aunque no lo creas, el material en el que comes o bebes tiene un gran efecto sobre el gusto. 

Cada material tiene diferentes resistencias y propiedades que se crean de forma natural o artificial. Existen materiales compuestos como la cerámica, los metales y los polímeros. Se debe tener en cuenta la durabilidad, la compatibilidad con el lavavajillas o la resistencia al calor al elegir el mejor material para un uso específico.

Aquí hablaremos del café: si lo bebes en plástico, vidrio, acero inoxidable o papel, esto influirá en el sabor ¡Mira!

Vidrio: es una de las mejores opciones para tazas de café ya que no afecta el sabor de esta bebida. Es, además, reciclable y atractivo, pero frágil. Se recomienda beber café a 50°C o más, ya que el sabor y el aroma pueden no sentirse si la temperatura es inferior.

Acero inoxidable: es una aleación de metal fuerte que es fácil de limpiar. A diferencia del vidrio y la cerámica, este material tiene una alta conductividad térmica, por lo que se acumula menos calor. Son irrompibles y reciclables. Sin embargo, debido a su estructura porosa, el café puede tomar un sabor metálico. La acidez del café también puede liberar partículas tóxicas microscópicas como el níquel con el tiempo. No se puede calentar en el microondas.

Plástico: muchas tazas y botellas están hechas de plástico resistente al calor, pero este material suele ser menos duradero que el acero inoxidable y puede agrietarse o romperse con el uso excesivo y el lavado. También puede derretirse cuando se  expone a calor extremo. Con el tiempo, los olores y sabores desagradables quedan atrapados y se propagan, lo que finalmente hace que el café sepa mal. También puede liberar  partículas, especialmente cuando se usa en bebidas calientes. Por lo tanto, no se recomienda tomar café en vasos plásticos. 

Cerámica: se considera la mejor opción para bebidas calientes ya que no altera el sabor. Por lo general, son económicos, livianos, aptos para  lavavajillas, fáciles de limpiar e impermeables. Además, las tazas de cerámica pueden soportar altas temperaturas y retener el calor mejor que el vidrio. 

Papel: es común beber café en vasos de papel o poliestireno. Los vasos hechos de estos materiales pueden afectar el sabor de su café.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas