Miguel Ceara Hatton dice estar tranquilo

El pasado jueves 22 de diciembre se llevó a cabo un encuentro entre el ministro de Medio Ambiente y su gabinete, con una robusta representación del movimiento ambiental organizado, reconocido como la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas, así como otros invitados. El encuentro se realizó a puerta cerrada, donde incluso no se

0 9

El pasado jueves 22 de diciembre se llevó a cabo un encuentro entre el ministro de Medio Ambiente y su gabinete, con una robusta representación del movimiento ambiental organizado, reconocido como la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas, así como otros invitados.

El encuentro se realizó a puerta cerrada, donde incluso no se permitió la entrada de celulares al salón de usos múltiples, en la primera planta del edificio que acoge al Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Turismo.

“Estoy más tranquilo, ya duermo bien”, con esas palabras el actual ministro de Medio Ambiente, Miguel Ceara Hatton, daba inicio al encuentro que se extendió por casi dos horas. Con esto, se refería a lo que llamó la segunda etapa de su gestión, donde se siente que “ya maneja como funciona el ministerio” que tiene a su cargo.

En este segundo encuentro con el sector ambiental, que a diferencia del primero, contó con la participación de sus viceministros y otros funcionarios, explicó a los presentes que, como ministerio, se han enfocado en cerca de 20 prioridades: Cultura de sostenibilidad, adaptación al cambio climático, concientizar el cambio de la economía de República Dominicana en un siglo de transición, proteger el mar Caribe, las cuencas, lo cauces. Así también establecer minas secas para extracción de materiales de construcción, establecer el manejo y comanejo de áreas protegidas, la titulación de áreas protegidas, reforestación y manejo de bosques, pago por servicios ambientales, manejo de residuos sólidos, cierre de vertederos e instalación de rellenos sanitarios, mejorar la capacidad de análisis, la violación de la ley, transparentar permisología, más eficiencia administrativa, entrenamiento del personal, transversalización del medio ambiente y fortalecer el ministerio.

Sixto Icháestegui abrió la participación de los ambientalistas, felicitando al ministerio por el diálogo abierto y recordando que hay temas abiertos y actuales, como la crisis de la biodiversidad por el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

El segundo punto de los ambientalistas fue la lectura, a cargo de Luis Carvajal, de una carta dirigida al ministro, en nombre de la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas.

“En esta ocasión, queremos enfocarnos en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap). Podemos afirmar que los problemas expuestos en julio pasado no solo se mantienen, sino que han empeorado. De manera generalizada, continúan las incertidumbres en el pago a los empleados, las múltiples nóminas, el desatino en la contratación del personal de protección y vigilancia, las invasiones y ocupaciones ilícitas, el robo y deterioro de la infraestructura mínima operativa y las carencias en transporte (vehículos y combustible) para operar”, inicia la carta.

La misiva hace referencia a otra entregada en julio pasado, en una reunión privada con el Ministro, donde se tocó uno de los puntos prioritarios para el grupo ambiental: El rescate del parque nacional Valle Nuevo.

Los ambientalistas, expresaron en la carta del jueves pasado, que la gestión actual que encabeza el ministro Miguel Ceara Hatton no ha atacado el problema de fondo para la protección de las áreas protegidas, al tiempo que calificó como “torpe y errático” el manejo que se le ha dado al Parque Nacional de Valle Nuevo, calificando la situación de la agricultura dentro del parque, como mucho peor que la encontrada por el actual gobierno hace dos años.

Además de la situación de Valle Nuevo, se tocaron otros temas de importancia para los ambientalistas, donde denuncian irregularidades en la emisión de permisos del mismo ministerio, como saneamientos otorgados dentro de áreas protegidas y zonas de amortiguamiento, poniendo como ejemplo el Salto de Jimenoa y el Parque Nacional El Morro. Así también se tocaron temas como el de los salarios de brigadistas y guardaparques, la prohibición de los plásticos de un solo uso, un banco de semillas de plantas endémicas y nativas para reforestación, entre otros temas importantes.

La crítica más fuerte de los ambientalistas es hacia el Viceministerio de Áreas Protegidas, desde la “desidia generalizada” frente a las denuncias de ilícitos, la priorización de desarrollo turístico dentro del Sinap, sin resolver los problemas básicos que afectan la integridad de áreas protegidas como Cabo Samaná, Cabo Rojo-Pederneales, Valle Nuevo, Puerto Viejo y otros.

“Por último, nos sigue preocupando la propia institucionalidad del Ministerio. En el Viceministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad, además de estar plagado de conflictos internos, impera la desesperanza y desmotivación en el personal que labora. Este ambiente de trabajo, junto a deficientes condiciones y falta de acción de los tomadores de decisiones, han causado que las dimisiones del personal valioso estén a la orden del día. Los fallos o el desinterés en la gestión del Sinap se evidencian también por la pobre ejecución de los fondos asignados para estos fines en la ley de Presupuesto de 2022”, expresó la coalición.

En respuesta a la lectura de la carta, Ceara Hatton reconoció que ha habido un retraso con Valle Nuevo, pero afirmó que se hará lo que dice la ley. Además aclaró que en los próximos días se normalizará el pago a los empleados en Áreas Protegidas con un aumento de salario, además trabajan en la forma de asignar combustible.

Sobre el pago a los agricultores en Valle Nuevo, como compensación por el desalojo de los predios agrícolas, tal como se hizo el lindero norte de Valle Nuevo, Yolanda León, de Grupo Jaragua, manifestó: “La ley no dice que hay que compensar a los infractores. Sobre todo por el precedente que significa Valle Nuevo, porque va a afectar a Bahoruco y muchas otras áreas en la misma situación de enfrentamiento con la agricultura. Ya los agricultores de Sierra de Bahoruco se están creando expectativas de pago a este nivel”.

Los ofrecimientos del ministro

Aumento de salario de un 50 % a los guardaparques y administradores de áreas protegidas.

Un plan de reconstrucción de centros de protección y vigilancia en 10 áreas protegidas prioritarias que representan el 44 % del Sinap.

Trabajar en un banco de semillas en colaboración con el Jardín Botánico de Santiago y el Jardín Botánico de Santo Domingo.

Lo que piden los ambientalistas en Valle Nuevo

Retirar la ganadería del lindero norte perteneciente a Constanza.

Lograr el equipamiento y combustible para operar.

Retirar todos los cultivos.

Reponer los puestos de control y vigilancia.

Que se vuelva a evaluar el pago por las tierras dentro del parque.

Para el ministerio, esta segunda reunión, que tuvo como objetivo consensuar, conocer las opiniones e inquietudes de los participantes respecto a la situación ambiental del país, también sirvió para ratificar “el firme compromiso de trabajo en conjunto entre el gremio ambiental y el ministerio, de cara afrontar las diversas problemáticas ambientales y trazar las líneas de trabajo a futuro”.

Por su lado, los ambientalistas afirmaron en la carta, albergar la esperanza de que la gestión de Ceara Hatton pueda intervenir sobre las causas raíz de los problemas expresados. Además reiteraron su disposición de apoyar técnica y humanamente en la mejora y fortalecimiento institucional del Sinap y en los aspectos que puedan ser de ayuda.

En el encuentro participaron representantes de Acción Verde, Grupo Jaragua, Fundación Propagas, Fundación Moscoso Puello, Sociedad Ecológica del Cibao, Ecoparque, Comisión Ambiental de la UASD y Federación de Campesinos por el Progreso.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas