Adiós a los utensilios desechables y condimentos en NY

Con la medida, el Concejo Municipal de Nueva York busca reducir los desechos plásticos de un solo uso

0 3

Los residentes en la Gran Manzana que suelen pedir comida a domicilio o alimentos para llevar en panaderías y restaurantes notarán este 2023 la ausencia de las bolsitas con cubiertos plásticos, que en la mayoría de los casos se desechan sin ser utilizados. 

La medida forma parte de una ley que acaba de aprobar el Concejo Municipal de Nueva York y busca reducir los desechos plásticos en la Gran Manzana.

La nueva ley, conocida como “Skip the Stuff”, prohíbe a los negocios, servicios de entrega y repartidores a entregar utensilios para comer, servilletas, paquetes de condimentos y recipientes adicionales a los clientes, a menos que se le soliciten.

Se prevé que la nueva ley entre en vigencia a los seis meses de la firma del alcalde Eric Adams y tras un periodo de gracia, en el que los locales se acostumbran al cambio. Una vez entre en vigor, los restaurantes que no se acojan a lo dispuesto en la ley, se enfrentarán a multas de hasta 250 dólares. 

En el caso de la aplicaciones como Uber Eats y Seamless, la compañía matriz deberá agregar las opciones para que los usuarios sean los que elijan o rechacen que se incluya la colocación de cubiertos y condimentos en su pedido. 

El concejo municipal resaltó que con esta nueva medida también se dará un respiro a los dueños de los comercios, al reducir sus gastos.

“La legislación ‘Skip the Stuff’ es un gran ejemplo de una política ecológica inteligente que nos permitirá reducir el desperdicio y ayudar a las pequeñas empresas de nuestra ciudad a ahorrar costos”, dijo la presidenta del concejo, Adrienne Adams.

De acuerdo con datos suministrados por el concejo municipal y divulgados por el Diario NY, Nueva York genera 1.1 millones de libras de plástico que van directo al vertedero, de esta cantidad el 95 % de esos artículos son de un solo uso, y apenas un 14 % se recicla.

La concejal latina Marjorie Velázquez, promotora de la nueva normativa, también coincidió en que el cambio en la repartición de comida en Nueva York repercute tanto en la protección ambiental como el apoyo a los negocios.

“La ley devolverá dinero a los bolsillos de nuestras pequeñas empresas y al mismo tiempo minimizará la huella de carbono de nuestra ciudad y hará de Nueva York una ciudad más sostenible”, dijo la política hispana, que agregó: “Si continuamos con el uso de plásticos de un solo uso y otras adiciones, sentiremos las repercusiones negativas a través de nuestro medio ambiente y nuestras empresas locales. Debemos trabajar juntos para conservar y mantener una ciudad limpia, no solo para nosotros, sino para las generaciones futuras”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas