Año nuevo, trabajo nuevo: consejos para tener éxito en tu búsqueda de empleo

Hay diversos motivos que pueden llevar a una persona a querer cambiar de trabajo, que van desde sentirse insatisfecho con las tareas que se realizan hasta recibir un salario insuficiente

0 16

El inicio de un nuevo año es la oportunidad perfecta que muchos aprovechan para hacer cambios en su vida que les permitan estar mejor. Entre esas metas, se incluye buscar un nuevo empleo.

Hay diversos motivos que pueden llevar a una persona a querer cambiar de trabajo, que van desde sentirse insatisfecho con las tareas que se realizan hasta recibir un salario insuficiente. 

“Las señales que indican que es tiempo de empezar la búsqueda de un nuevo empleo son muy obvias”, refiere la psicóloga organizacional Gertrudis Ferreyra, especialista en bienestar y felicidad laboral.

“Lejos de analizar si estas alertas son resultado de las condiciones bajo las que desarrollamos nuestras funciones o si corresponden a temas personales, hay que prestarles atención, pues invertimos gran parte de nuestras vidas trabajando y no deberíamos hacerlo en un lugar que no nos aporte bienestar”, advierte.

Según la profesional, quien es coordinadora del programa Laboralmente en @mentalmenterd, identificar lo que motiva a buscar nuevas alternativas laborales ayuda a tener claro el tipo de empleo que se quiere y la empresa en la que se desea trabajar.

A continuación, algunas de las razones más comunes que pueden llevar a una persona a plantearse un cambio de trabajo:

Poca motivación. Si el empleo actual no representa un desafío personal o profesional, y no encuentras eso que te mueve a enfrentarte a la jornada laboral, es tiempo de evaluar alternativas.

Ambientes tóxicos. Trabajar en ambientes no saludables y que provocan alteraciones en la salud mental es una de las alertas a las que más hay que prestarle atención.

Incompatibilidad con la vida personal. Ningún trabajo debería robarte tu tiempo a tal punto que no puedas mantener un equilibrio entre la vida profesional y compartir con la familia o realizar las actividades que disfrutas.

Pocas oportunidades de crecimiento. Si te sientes estancado, frustrado o limitado profesionalmente, así como cuando la organización no puede ofrecerte un plan de carrera o sucesión, es tiempo de considerar un nuevo empleo.

Razones económicas. Una de las razones principales que alegan quienes buscan nuevo trabajo es enfrentarse a la necesidad de una remuneración mayor o aumentar los beneficios marginales. 

“Si los viernes te hacen feliz y los domingos triste, de una manera patológica, algo anda mal”Gertrudis FerreyraPsicóloga organizacional

Consejos para tener éxito en la búsqueda 

Ferreyra ofrece algunas recomendaciones a tomar en cuenta al momento de empezar a buscar un nuevo trabajo.

Determina lo que estás buscando. Aquí es importante pensar qué tipo de empleo buscas y dónde te gustaría trabajar. “Así como las organizaciones seleccionan los mejores candidatos, los candidatos seleccionamos las mejores empresas”, refiere la experta.

Si no sabes lo que buscas, hoy en día hay muchas herramientas que te ayudan a identificar con claridad tus intereses profesionales y vocacionales. Los tests administrados adecuadamente por un profesional pueden arrojar información valiosa para trabajar o hacer aquello que te apasiona.

Afíliate a comunidades que publiquen vacantes. Para muchos, estar en grupos o comunidades digitales es una pesadilla. Sin embargo, son una rica fuente de vacantes que pueden facilitarte la búsqueda de ese empleo ideal.

Customiza tu CV. Contrario a lo que se pensaba, una hoja de vida (CV) cargada de toda nuestra trayectoria laboral ya no es lo adecuado. Los reclutadores valoran aquellas que se adaptan al perfil del puesto solicitado, por ello es conveniente colocar solo las competencias o actividades que estén relacionadas.

Actualiza tu información en línea. Las redes sociales profesionales nos permiten proyectarnos en este sentido. Son un excelente medio para visibilizar nuestra trayectoria, intereses, actividades laborales en las que nos involucramos, así como la formación que vamos recibiendo. Esta valiosa herramienta es un as bajo la manga para llamar la atención de los reclutadores.

Sigue capacitándote. El conocimiento nunca está de más y gracias a la tecnología disponemos de infinitas herramientas (algunas gratuitas) para capacitarnos sin necesidad de salir de casa. “Mantenernos a la vanguardia es cuestión de voluntad y de ser conscientes de que, para competir en el mercado, necesitamos estar al corriente de las demandas en términos de requisitos que las empresas valoran”, explica.

Ten en cuenta que es más fácil encontrar trabajo estando empleado. Este mito muy famoso hace referencia a que es más fácil encontrar empleo cuando ya estás en uno. Cuando estamos activos laboralmente aprovechamos las relaciones que se establecen con clientes externos o proveedores y esto puede darnos una ventaja. Además, es muy probable que estemos en la mira de alguna otra empresa que se interese por la forma en la que hacemos nuestro trabajo

No esperes a que llegue la oportunidad ideal; búscala.  Nada se logra sin seguimiento. Establece rutinas en tu semana que te permitan concentrarte en la búsqueda de empleo. Coméntale a tu círculo que buscas otras alternativas laborales, riega la voz, aplica a todo aquello con lo que te identifiques y donde cumplas los requisitos.

Mantén una actitud positiva. Buscar empleo suele implicar mucha carga emocional, siendo la ansiedad la protagonista. Reconocer que conseguir ese trabajo ideal es un proceso que puede tardar, ayuda a ser pacientes. Si queremos tener éxito, hay que llenarse de optimismo. 

,

Deja un comentario