Escala la violencia de bandas armadas en Haití que se ensaña contra policías

La Policía Nacional de Haití se declaró en “alerta máxima” y en “modo operativo”,Este viernes lanzó la operación “Tornado 1” para dar respuesta a las bandas armadas

0 24

El asesinato de siete policías haitianos en un día es el último ejemplo de la escalada de violencia en ese país, azotado por pandillas. Estas muertes enfurecieron a los agentes y a la sociedad civil que salieron el jueves a protestar y paralizaron las actividades económicas y la vida social en la capital. Incluso atacaron la vivienda del primer ministro Ariel Henry.

Los manifestantes bloquearon las calles del área metropolitana de Puerto Príncipe con barricadas, quemaron neumáticos, realizaron disparos al aire y obstaculizaron el tránsito como señal de su indignación por la muerte de sus compañeros de armas, que suman al menos 15 víctimas en el primer mes del año en curso.

Ante la situación la Policía Nacional de Haití se declaró en “alerta máxima” y en “modo operativo”. La institución del orden llamó a los oficiales a sus respectivos puestos hasta nuevo aviso y lamentó que los actos homicidas tengan como objetivo específico a los policías que “se sacrifican” a pesar de laborar en un contexto “difícil” para llevar a cabo su misión.

Este reconocimiento es compatible con lo planteado ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por Helen La Lime, representante especial en Haití del secretario general de la ONU, quien dijo que la Policía “no cuenta” con los recursos suficientes y “no está” equipada para abordar la tarea que tiene por delante.

El pasado martes el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió para conocer la ya descrita muchas veces crisis en Haití y sin que hasta el momento se decida en autorizar el envío de una fuerza multinacional para que apoye a la Policía Nacional en combatir a las bandas armadas que aterrorizan a la población y a las fuerzas del orden.

La fuerza fue solicitada por primera vez en octubre pasado por el Gobierno haitiano, pero aún no se ha materializado porque ningún país ha dado un paso adelante para liderar la misión de apoyo. “Los haitianos desean abrumadoramente esta asistencia para poder realizar su vida diaria en paz”, aseguró La Lime.

Efectos diplomáticos

La República Dominicana expresó ayer su preocupación por los últimos actos de violencia ocurridos en Haití, luego de que los agentes atacaran también la residencia del primer ministro de Haití, Ariel Henry, quien no se encontraba en el lugar cuando ocurrió el suceso debido a que regresaba de participar en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El Gobierno dominicano dijo que seguirá “tomando todas las medidas” necesarias para mantener la seguridad y la paz de su frontera y territorio”. “El Gobierno dominicano sigue con profunda preocupación los actos de violencia ocurridos en el aeropuerto de Puerto Príncipe en el día de ayer y rechaza las maniobras que retrasaron el regreso a su oficina del primer ministro”, agregó el gobierno dominicano.

Otra reacción diplomática es que el Gobierno de Bahamas ordenó la salida de todo su personal diplomático de Haití de forma inmediata o tan pronto como las condiciones de seguridad lo permitan. Hasta el momento solo había una orden de salida voluntaria.

El Ministerio de Relaciones Exteriores indicó que se trata de una medida temporal a la luz de los desarrollos recientes “que requieren una evaluación y reorganización de la seguridad e inteligencia corporativa”.

Misiones diplomáticas en Haití han tomado medidas para evitar inconvenientes. Por ejemplo, la Embajada de España permanece cerrada al público, así como la representación mexicana. La Embajada de Francia aconsejó a sus ciudadanos a limitar los desplazamientos y recomendó la mayor vigilancia en aquellos que sean esenciales.

Condenamos la violencia de las bandas que han matado a varios agentes de la Policía Nacional en Haití y llamamos a la calma en medio de las manifestaciones en curso. Transmitimos nuestras condolencias a las familias de las personas asesinadas en el ejercicio de sus funciones”, expresó el subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Bryan A. Nichols.

El gobierno canadiense expresó sus condolencias por estas muertes y subrayó que seguirá apoyando las soluciones propuestas por los haitianos para poner fin a la violencia que azota el país.

Composición policial

Al 31 de diciembre, la Policía Nacional de Haití estaba compuesta por 14,861 agentes, incluidas 1,740 mujeres (11.7 %), de acuerdo con un informe del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

La institución tiene altas tasas de deserción, suspensiones temporales en espera de investigaciones administrativas y otras ausencias. Esto lleva a que la dotación operativa se acerca a un poco más de los 13,500 efectivos, con unos 9,700 disponibles para desempeñarse como oficiales en servicio activo.

Fachadas

En los últimos tres años, un número significativo de instalaciones policiales han sido dañadas y destruidas por desastres naturales y las actividades de las pandillas. Solo en 2021 y 2022, se registraron más de 100 ataques deliberados contra la infraestructura policial, lo que provocó que decenas de comisarías requirieron una reconstrucción urgente.

Se han observado tendencias similares para el equipo y los vehículos de la policía, con una parte importante de la flota de patrullas fuera de servicio por falta de servicio y repuestos. “Si bien el Gobierno se ha esforzado recientemente para abordar la grave escasez de equipos, se requieren fondos adicionales para complementar el presupuesto de la Policía Nacional”, comentó el secretario de la ONU.

Estadísticas de violencia

El número de homicidios denunciados para 2022 aumentó un 35.2 % en comparación con 2021, con 2,183 víctimas denunciadas durante el año (incluidas 163 mujeres y 22 niñas), en comparación con 1,615 (incluidas 93 mujeres y 19 niñas) en 2021.

De los homicidios, el 81.6 % se registró en el Departamento Oeste, donde los delitos relacionados con pandillas son más frecuentes. Entre los muertos se encontraban el excandidato presidencial Eric Jean Baptiste, el 28 de octubre, y el director de la Academia Nacional de Policía, Harington Rigaud, el 25 de noviembre.

Operación “Tornado I”

Este viernes, para dar respuesta a las bandas armadas que siembran el terror en el país, la Policía haitiana lanzó la operación “Tornado 1”. 

“Hoy lanzamos oficialmente una operación denominada ‘Tornado 1’ en respuesta a todos los actos cometidos por los delincuentes contra la población, especialmente contra nuestros hermanos y hermanas policías. Los delincuentes deben pagar por sus actos”, dijo el director general de la Policía Nacional de Haití, Frantz Elbé, en una rueda de prensa.

Esta misión, afirmó, dará respuesta institucional a las bandas armadas.

Aunque Elbé aseguró que entiende que las demandas de los policías -mejores condiciones laborales y de material, entre otras- son justas y legítimas, subrayó que no se puede actuar de forma desordenada.

La Policía está recibiendo una paliza, pero no vamos a rendirnos. No vamos a dejar de luchar contra los bandidos. No vamos a retroceder”, resaltó Elbe, quien añadió que en la difícil situación actual marcada por una aguda crisis socioecónomica y política la solución ha de pasar por la unidad de los distintos sectores del país.

,

Deja un comentario