Lo bueno y lo malo de los premios Globos de Oro

¿Puedes ofrecer una fiesta que millones de personas quieren ver en vivo por televisión en martes?

0 47

Martes por la noche no suena realmente a “premiación glamurosa”.

Nos han entrenado para esperar esos domingos, cuando puedes pasar una noche perezosa viendo a los reporteros de E! con trajes de gala esperando para que lleguen las estrellas mientras haces otras cosas. Los domingos son elegantes. Los martes no.

Pero la atribulada Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood probablemente no tuvo mucho que decir al respecto si querían que los Globos de Oro volvieran a la televisión a tiempo para su 80 aniversario. Así que fue en martes.

Una buena parte de Hollywood se dio cita, actuando como si no fuera un día lluvioso entre semana en el sur de California y como si hace apenas un año no hubiesen protestado por la premiación. Brad Pitt y Angela Bassett llegaron al igual que Steven Spielberg y Ryan Coogler. Todos hicieron su papel.

Hubo vestidos de gala y esmóquines, pajaritas, diamantes, escotes y peinados altos. Eddie Redmayne incluso llevó una gran flor de satín al estilo Carrie Bradshaw sobre su solapa. En la alfombra color plata, Laverne Cox se extasió con las actuaciones nominadas de Austin Butler y Michelle Yeoh, en “Elvis” y “Everything Everywhere All At Once” (“Todo en todas partes al mismo tiempo”) respectivamente. Nadie parecía demasiado preocupado por estar ahí.

Deja un comentario