Rybakina-Sabalenka, duelo de artilleras en la final de Australia

La bielorrusa Sabalenka, cinco del mundo, se clasificó por primera vez para una final de Grand Slam

0 19

La kazaja Elena Rybakina y la bielorrusa Aryna Sabalenka consiguieron el jueves clasificarse para la final del Abierto de Australia, que se convertirá en un duelo entre dos de las tenistas con mejor golpeo del circuito.

Campeona en Wimbledon, la kazaja de 23 años evitó una final enteramente bielorrusa al imponerse por 7-6 (7/4), 6-3 a la veterana Victoria Azarenka, que a sus 33 años volvía a las semifinales una década después de haber levantado su segundo título en Melbourne.

De su parte, Sabalenka mantuvo su imbatibilidad en 2023 y derrotó por 7-6 (7/1), 6-2 a la polaca Magda Linette, una de las sorpresas del torneo tras eliminar a varias cabezas de serie y clasificarse para unas semifinales de Grand Slam por primera vez después de 30 participaciones.

Para la bielorrusa eran las cuartas semifinales de Grand Slam, pero hasta ahora no había conseguido ganar ninguna. “Es bueno que haya avanzado en las semifinales, pero todavía queda un partido. Quiero seguir concentrada”, dijo la jugadora de 24 años.

Rybakina “está jugando un gran tenis, es muy agresiva y ya tiene un Grand Slam, así que ya tiene esta experiencia de jugar una final”.

Casi una hora

Número cinco de la clasificación de la WTA, Sabalenka necesitó casi una hora para romper la resistencia de Linette, en el puesto 45 del ranking.

Con agilidad de piernas y fiabilidad en sus tiros -solo seis errores forzados en la primera manga-, la polaca aguantó las embestidas de la musculada bielorrusa e incluso le rompió el servicio en el primer juego, aunque perdió la ventaja poco después.

Llegadas al desempate, Sabalenka sacó la artillería pesada: con secos disparos desde el fondo de la pista o un ‘ace’ en el segundo servicio, asestó un contundente 7-1 a Linette.

La polaca aguantó solo un servicio en el segundo set antes de conceder el quiebre. Obligada a arriesgar, la fiabilidad de sus golpes se empezó a desmoronar, mientras la bielorrusa seguía sumando tiros ganadores -33 contra solo 9 de su rival- para abrirse paso hasta la final.

Aunque decepcionada por la derrota, Linette se mostró orgullosa por su andadura en Melbourne. “Ha sido tan gratificante por todo el trabajo duro que hemos hecho, todos los sacrificios, tantos años en el circuito, tantos Grand Slams”, dijo la polaca de 30 años.

Infografía

Afinando el saque

Líder en porcentaje de golpes ganadores del torneo, Sabalenka se enfrentará a otra artillera: con 44 saques directos, Rybakina dispone del mejor servicio en la competición.

Sin embargo, en su primera sesión de noche en el torneo, la kazaja necesitó una hora para calibrar su mejor arma y falló más de la mitad de sus primeros saques en el primer set, lo que dio vida a una combativa Azarenka que no podía aguantarle el ritmo en los peloteos.

“Hoy fue un poco más duro para mí. Las condiciones eran difíciles, no podía jugar agresivo, la pelota no corría tanto, pero estoy muy contenta de que he conseguido ganar”Elena RybakinaTenista en la final

“No esperaba que hubiera tanta diferencia. Era mucho más lento. La pelota era más pesada. Era difícil moverla. Y por supuesto, me tuve que ajustar”, indicó.

Rybakina, que empezó el partido con una doble falta, remontó un quiebre en contra y se disponía a cerrar el set desde el servicio con 5-3 a favor, pero acumuló una racha de solo dos primeros saques en 16 puntos que permitieron a Azarenka reengancharse al partido.

Infografía

Después de salvar un 0-40 en contra con 5-5, Rybakina consiguió llevarse el primer set en un desempate donde la bielorrusa se vio lastrada por varios disparos demasiado largos y una doble falta.

Como haría Sabalenka en el partido posterior, la kazaja nacida en Rusia aceleró en el segundo set y, ya afinado su peligroso primer saque, se adelantó rápidamente hasta 5-2. En un último golpe de orgullo, Azarenka le quebró cuando servía para ganar, pero después cedió su saque.

Infografía

“Estoy orgullosa de cómo he luchado y lo he intentado pero, a nivel de tenis, he sentido que no estaba allí”, reconoció la doble campeona en Melbourne (2012, 2013).

Con su eliminación, una cosa está clara de cara al sábado: el Abierto de Australia sumará un nuevo nombre en su palmarés. ¿Será Elena Rybakina o Aryna Sabalenka?

,

Deja un comentario