Salario mínimo – El Profe Show

En República Dominicana no hay excusas válidas para evitar una revisión al salario mínimo y, de hecho, se hace urgente emprender una reforma general del salario a todos los niveles. Es una pena que el país de mayor crecimiento económico en América Latina no haya escalado proporcionalmente en el renglón del salario mínimo, lo que deja

0 17

En República Dominicana no hay excusas válidas para evitar una revisión al salario mínimo y, de hecho, se hace urgente emprender una reforma general del salario a todos los niveles. 

Es una pena que el país de mayor crecimiento económico en América Latina no haya escalado proporcionalmente en el renglón del salario mínimo, lo que deja claro que esos beneficios económicos no se reflejan directamente en el bolsillo de la clase trabajadora y que se quedo en los niveles de retorno de inversión, ganancias corporativas e impuestos. 

El Ministerio de Trabajo afirma que el promedio ponderado actual de los salarios mínimos en el país es de RD$17,873, equivalente a unos USD$318 dólares. En la región, ese ingreso promedio mínimo solo supera a Honduras, Perú, Brasil, Colombia, Argentina y Venezuela.

Es momento para que se busque una solución en el Comité Nacional de Salarios, no hay mejor escaparate que ese. 

El argumento de la crisis económica global, matizada por los índices de inflación, no debe ser usado para sabotear la búsqueda de una solución, sobre todo, cuando el propio gobierno se jacta de ser de las más bajas de América y proyecta un crecimiento económico nuevamente en el 2023.

El sector sindical, igualmente, no debe ser intransigente y poco realista. Aspirar a un aumento de 35 % para comenzar la negociación es una completa locura. 

Mientras el empresariado debe evitar pintar un escenario dantesco que ellos mismos aseguran no se ha dado en la República Dominicana.

Es hora de poner todos de su parte y pensar en lo que es justo para todos, incluyendo a los trabajadores. 

Artículos Relacionados

¿Quién puede vivir con 17,873 peso al mes? Seamos honestos y no solo dediquemos el proceso a defender lo que le conviene a cada cual.

,

Deja un comentario