Marion Lecardonnel: “Estamos cubriendo casi todas las formas de expresión artística en este festival de la francofonía” – El Profe Show

La directora de la Alianza Francesa comparte detalles de la celebración del Mes de la Francofonía 2023

0 26

Al igual que todos los años, durante el mes de marzo la República Dominicana se une a la celebración mundial del Mes de la Francofonía 2023, un evento dedicado a celebrar la lengua francesa y toda su diversidad cultural y lingüística a través de una diversidad de actividades culturales como conciertos, exposiciones, encuentros literarios, proyecciones de películas y demás. Marion Lecardonnel, directora de la Alianza Francesa de Santo Domingo, comparte detalles de la programación que esta entidad ha preparado en conjunto con otras instituciones para celebrar la francofonía.  

¿En qué se va a diferenciar esta celebración del Mes de la Francofonía en comparación con ediciones anteriores?

Como suelo decir, la Francofonía es una de nuestras primeras misiones, porque realmente la difusión de las culturas francófonas y la promoción del idioma francés es parte de las misiones de las Alianzas Francesas en el mundo y estamos en Francofonía permanente. El mes de marzo es más específico y ahí toda la red de Alianzas Francesas, con el apoyo de las embajadas de Francia y de las embajadas francófonas, le dan como un hincapié, un mayor enfoque, pero viene resaltando algo que ya de por sí es una misión continua para nosotros. El año pasado quizás había menos presencia internacional porque apenas estuvimos saliendo de la pandemia. Este tenemos la presencia de más películas francófonas de las embajadas de Marruecos, de Canadá, de Suiza, además un mes completo con casi todas las disciplinas artísticas entre la música, arte visual, literatura, gastronomía y cine. Estamos cubriendo casi todas las formas de expresión artística para este festival.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Alianza Francesa de Santo Domingo (@alianzafrancesa.sd)

¿Cómo ha afectado la pandemia la forma en que celebran este mes y realizan su misión de la francofonía? 

Ha afectado más que todo la misión de la Alianza, porque eso para nosotros fue realmente una transición digital en la cual ya estábamos, pero de una forma muy sutil. Ha sido un acelerador de promoción y de creación de contenidos digitales, al igual que el desarrollo de los cursos de francés online, lo cual ya estábamos haciendo, pero de manera muy ligera. Fue un cambio supremo entre el antes y el después de la pandemia. Ha afectado las anteriores versiones de festivales culturales que hemos hecho durante el 2020, el 2021 y todavía un poco en el 2022, en el sentido de que nos pusimos a hacer muchos eventos culturales online y en directo. Ya el año pasado bajamos bastante esa cantidad de material digital para volver a concentrarnos más en los eventos culturales presenciales. Lo que apenas no ha bajado son los cursos virtuales, ya que la gente se ha sentido muy feliz con esta modalidad y se ha quedado. Este año es un formato más clásico porque nos hemos dado cuenta de que no podíamos hacer doble programación siempre, o sea, una presencial y una virtual. Eso lo hicimos con la Fiesta de la Música del año pasado, pero esa fue la última vez.

Normalmente en la programación del Mes de la Francofonía incluyen actividades culturales muy diversas, pero ¿qué toman en cuenta cuando diseñan este programa?

La francofonía siempre empieza con un encuentro, el cual tuvimos en enero de este año. Hay un primer encuentro con el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), que siempre son los coordinadores generales, y después nosotros, este año coordinamos con las otras embajadas de Haití, de Canadá, de Suiza, de Francia y el consulado de Mónaco. Nos sentamos con ellos, logramos hacer una lluvia de ideas para ver qué podía aportar cada quien, definimos las grandes líneas del programa y después se armó cada actividad en detalle, pero no estamos coordinando la totalidad de las actividades de francofonía de la ciudad y del país porque hay muchísimos colegios y universidades que organizan su propia francofonía. De hecho, creo que podría ser una opción para el 2024 trabajar mano a mano con ellos, aunque requiere de muchos esfuerzos, tiempo y recursos para poder centralizar todas las actividades de cada uno. Las universidades y los colegios son los que más actividades hacen y sería estupendo ponerlos a la luz y hacer una programación general con ellos. No fue la elección de este año, que fue entre embajadas y consulados. No obstante, en la programación propusimos el concurso “Dis-moi dix mots” a los colegios, en el que los estudiantes deben enviar un material. Es decir, deben crear un vídeo en el que están hablando francés bajo cualquier tipo de formato como poesía, sketch, cosas así. También quisimos involucrarlos en ese sentido.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Alianza Francesa de Santo Domingo (@alianzafrancesa.sd)

¿Cómo surgió la idea del concurso “Dis-moi dix mots”? ¿Veremos actividades similares en futuras ediciones del Mes de la Francofonía?

Sí, eso tiene mucho que ver con la post pandemia. Los colegios han estado como nosotros, han enfrentado urgencias que, hasta este año, no nos ha permitido a las instituciones educativas abrirnos a otros proyectos. Antes la dinámica era muy abierta. De hecho, en el Mes de Francofonía 2020 iba a haber una exposición enorme de los trabajos de estudiantes de los colegios de francés. Siempre ha habido una muy buena energía y una voluntad de todo el mundo de trabajar juntos. Eso se perdió en el 2020, en marzo del 2021 y el año pasado también. Apenas este año estamos recuperando esa dinámica. Ese concurso es una de varias actividades que podemos hacer con ellos a lo largo del año, porque tenemos un montón de talleres sobre, por ejemplo, cómo luchar contra la desinformación con los adolescentes o cómo prever los inconvenientes de las pantallas de las redes sociales. También tenemos otros talleres sobre la protección del medio ambiente y sobre la creación del cine de animación. O sea, tenemos muchos talleres que hacemos en lengua francesa y que cumplen con otros objetivos que no son solamente aprender francés. Utilizamos la lengua y la cultura francesa y lo que nos brinda con talleres de herramientas educativas y eso está a disposición de los colegios para que podamos, en las carreras donde hay francés, acompañarlos con esas actividades, además de las certificaciones oficiales. Este año ya hay colegios que nos están llamando de nuevo para que vayamos a certificar esos niños y adolescentes para que el DELF, el diploma oficial del Ministerio de Educación Nacional de Francia, tenga un valor y una presencia en la conciencia de esos muchachos de que aprendieron francés, ya se certificaron y no lo van a perder. Ahí también está esa toma de conciencia alrededor del francés y todo lo que puede brindar.

¿De qué forma el talento local puede participar en la celebración del Mes de la Francofonía?

Justamente esto va un poco a la par con la definición de la cooperación. En el 2023, post pandemia, estamos en un mundo totalmente nuevo donde se redefine la cooperación. La Alianza siempre va a tener como misión la difusión de sus propios artistas de Francia y de los países francófonos, pero aquí, y en toda la red de las 850 alianzas en el mundo, se ha creado un puente con el gremio artístico y con la población local. Realmente la Alianza es una asociación local, sin ánimo de lucro, que busca dar un espacio tanto a las culturas del territorio donde está como a la promoción de la propia cultura francesa o de la escultura francófonas. Las nuevas generaciones de dominicanos que sean artistas, que sean aficionados o también la gente mayor, los niños, todo tipo de edades, aquí siempre hay un espacio donde se puede conversar, llevar a los niños, escuchar tanto música dominicana como música más alternativa. Lo que buscamos también es dar un espacio a estilos que son menos representados.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Alianza Francesa de Santo Domingo (@alianzafrancesa.sd)

La Alianza está ahí como un apoyo a la diversidad del paisaje cultural. Desde hace cuatro años hemos apoyado grupos que los dominicanos no conocían. Grupos que estaban haciendo música pop, música house, música del mundo y que no necesariamente tenían muchos escenarios. Eso nos parece interesante porque de repente estamos aquí para acompañar a aquellos que no están acostumbrados a escuchar propuestas tras propuestas. Los mismo pasa en Francia. Ahí el reguetón tiene una mala fama e imagen porque en Francia no se vive igual que acá y no tenemos los códigos para descifrarlo.

Entonces aquí lo que nos interesa es dar algunas claves para descifrar, porque a veces tenemos obras de arte visual que uno se queda analizándolas sin entender tanto y esa es la idea, que tengamos mediación cultural, visitas y que haya un enlace con todo el público y los que se presentan. En el caso, por ejemplo, de las películas que vamos a tener este mes, las actrices, los actores o el director van para explicar y dar claves de entendimiento del trabajo artístico o el descubrimiento culinario con representantes de las diferentes regiones francófonas.

Siempre buscamos el diálogo, que la persona no venga y se vaya sin haber estado en contacto, por lo menos, con una o dos personas de la presentación o del espectáculo con quien puede tener un intercambio sobre su visión. Esa, de hecho, ha sido una de las misiones de la Alianza que han sido redefinidas recientemente, que se llama el diálogo cultural. No estamos aquí introduciendo a Francia y punto. Estamos aquí nutriéndonos de lo que nos aporta el país y dando y aportando lo que conocemos que funciona bien en Francia.

,

Deja un comentario