“Tengo suerte de seguir viva”, el relato de una mexicana mordida por un tiburón en islas Galápagos

Mujer escapa con vida tras ser mordida por tiburón en Galápagos

0 61

Una enfermera de origen mexicano y residente en California sobrevivió a una horrible lesión en una pierna producida por la mordida de un tiburón que la atacó mientras buceaba en las islas Galápagos, en Ecuador. 

La mordida se produjo cuando Delia Yriarte, de 42 años, nadaba para llegar a la costa, según contó a medios ecuatorianos. La mujer explicó que sintió un golpe en la pierna, pero siguió nadando hasta que comenzó a sentirla más pesada. En ausencia de dolor, se percató de la herida cuando un pelícano se le acercó.

“Vi que llegaba un pelícano cerca de mí y, cuando volteé, vi que había sangre“, dijo Yriarte, quien estaba de vacaciones en el famoso archipiélago ecuatoriano en el Océano Pacífico cuando fue atacada el 4 de julio cerca de la ensenada de Mosquera.

“Se sintió como un golpe, así que inicialmente no me di cuenta de lo que era”, dijo la nativa de México a los medios locales.

“Cuando me di la vuelta, vi que había mucha sangre. … Sabía qué tipo de herida era, vi que era profunda y sabía que estaba perdiendo mucha sangre“, dijo.

Imágenes capturadas tras el ataque del tiburón muestran a la madre soltera siendo sacada de un bote con la pierna derecha vendada antes de ser trasladada de urgencia al Hospital República del Ecuador en la isla Santa Cruz.

“Está estable, está consciente, fue operada de la pierna derecha. No perdió la pierna”, dijo el doctor Renato Pacheco a los medios, al tiempo que agregó que la mujer se mantuvo consciente durante esta terrible experiencia.

La Armada ecuatoriana indicó que Yriarte fue llevada en un avión militar a la ciudad de Guayaquil en el continente.

“Cinco reparaciones de tendones, más de 100 suturas en mi pierna, todavía tengo algo de pérdida de tejido que necesita ser injertado y probablemente algunas cirugías más”, dijo Yriarte.

La mujer señaló que, tras el ataque, su pierna se entumeció: “Entonces seguí pedaleando y sentí que mi pierna no respondía, para cuando llegué a la orilla, ya estaba un poco más cansada y ansiosa, pero luego me di cuenta de que tenía la rodilla rota por ambos lados”.

“Supongo que debido a que fue tan rápido, mi cerebro no tuvo tiempo de registrar el dolor”, agregó.

Un video compartido desde la cama del hospital muestra a Yriarte ejercitando su pierna fuertemente suturada con la ayuda de un médico.

Ahora está luchando por volver a casa con su hija de 15 años.

“Entiendo que va a ser un proceso largo, pero tengo suerte de seguir viva”, expresó Yriarte a la estación, quien podrá volver a caminar, pero enfrentando un largo recorrido, advirtieron los médicos. 

En tanto, el Ministerio del Ambiente de Ecuador informó que este tipo de eventos no son frecuentes y recordó que la última interacción con tiburones en Galápagos sucedió en el 2019, en la isla Santa Fe. “Para la Autoridad Ambiental es importante mencionar que estos incidentes se dan cuando los tiburones confunden a los seres humanos con lobos marinos u otra especie parte de su dieta”, señaló la entidad. 

En casi 90 años, Sudamérica registra 129 ataques de tiburón, 12 de esos en Ecuador, según el Archivo Internacional de Ataques de Tiburón de la Universidad de Florida.

,

Deja un comentario