Thomas Abreu, acusado de disparar a cuatro personas en NY, se durmió durante audiencia en la corte

Comparecencia virtual de Thomas Abreu revela comentarios inquietantes

0 18

Thomas Abreu, el dominicano que recorrió la ciudad de Nueva York y presuntamente disparó a cuatro personas a bordo de una pasola, se quedó dormido durante su primera comparecencia ante el tribunal el lunes, mientras se dan a conocer comentarios extraños que hizo antes y después de la balacera, como que un “chip” era implantado en su cabeza y que “la gente lo perseguía”.

El acusado, de 25 años, continuó haciendo declaraciones extrañas como que entidades desconocidas lo querían muerto, mientras asistía a su lectura de cargos en el Tribunal Penal de Queens desde su cama en el hospital, dormitando a veces y obligando al juez a detenerse para saber que estaba bien.

“¿Eres lo suficientemente coherente como para seguir estos procedimientos hoy?” preguntó el juez Scott Dunn. “Sigues cerrando los ojos, ¿estás lo suficientemente alerta como para seguir adelante?”, fue otra de sus preguntas. 

Pero Abreu estaba visiblemente desorientado cuando logró mantenerse despierto durante la audiencia virtual, rescata The New York post. 

“Lo que pasa es que creo que querían matarme o asesinarme”, dijo Abreu a un tribunal desconcertado usando un intérprete. “Todo el mundo dice que soy inocente. Ese es el mejor problema que existe”, dijo.

El joven no especificó quien lo consideraba inocente, ya que el juez le pidió que se detuviera para ordenar una evaluación psicológica.

La policía y los fiscales acusan a Abreu de dispararle a cuatro personas en un lapso de 12 minutos mientras cruzaba Brooklyn y Queens el sábado por la mañana. Una de sus víctimas murió ese día y otra lucha por su vida, según dijo la policía.

Abreu ha sido descrito como “extremadamente perturbado emocionalmente” por fuentes policiales, algo que su jefe durante cinco años pareció repetir cuando habló con el medio neoyorquino el lunes. 

De acuerdo con el relato de José Rodríguez, Abreu llamó el sábado desde su trabajo como repartidor en Sazón Pérez, un restaurante dominicano en Williamsburg, Brooklyn, porque “la gente lo perseguía”.

El acusado también le dijo cosas en el pasado a su jefe como que Alexa, la asistente virtual de Amazon, sabía lo que Rodríguez diría antes de decirlo o que éste “le puso un chip en la cabeza”, junto con los demás empleados. Rodríguez compartió los comentarios con los familiares de Abreu porque le parecían muy preocupantes. 

“Lo amaba como a un hijo”, dijo Rodríguez. “Llegaba a tiempo y era bueno… era un niño grande y nunca se puso violento. Nunca hubo problemas como ese. Pero dijo algunas cosas extrañas… no estaba bien de la cabeza”, expresó.

El asistente del fiscal de distrito de Queens, Jonathan Selkowe, enumeró más declaraciones extrañas de Abreu, esta vez supuestamente dirigidas a la policía después de su arresto, en la corte el lunes.

“Los rusos me persiguen, los chinos me persiguen, los italianos me persiguen, África me persigue”, habría dicho Abreu a los detectives el domingo, según Selkowe.

“Salí de mi casa en Elton St. Usé un scooter. Me asaltaron antes y alguien dejó caer una bolsa. Y cuando miré, había un arma y la tomé y la guardé desde entonces”, dijo el acusado sobre los hechos del sábado. 

“Me perseguían”, supuestamente dijo Abreu. “Son malas personas”.

La próxima audiencia de Abreu está fijada para el jueves.

Abreu está acusado de asesinato, intento de asesinato y cargos por armas de fuego por la ola de disparos, que se cobró la vida de un hombre de 87 años.

,

Deja un comentario