“Aristotle and Dante”, el filme de amor joven que trae una nueva latinidad

El filme es una adaptación de la exitosa novela juvenil de Benjamin Alire Sáenz

0 32

La películaAristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe” es el primer largometraje de la cineasta y guionista estadounidense Aitch Alberto, que comienza su carrera respaldada por grandes nombres y con la meta de diversificar la “latinidad” en el cine, según dijo a EFE este miércoles.

El filme, que se estrena el próximo 8 de septiembre en Estados Unidos, es una adaptación de la exitosa novela juvenil de Benjamin Alire Sáenz en torno a la relación que forman los jóvenes latinos Aristotle “Ari” Mendoza y Dante Quintana después de conocerse en una piscina de El Paso (EE.UU.) en un verano de la década de los 80.

La amistad que surge entre Ari (Max Pelayo) y Dante (Reese Gonzales) les embarca en un viaje de autodescubrimiento y aceptación que explora la vulnerabilidad masculina, con el apoyo de los padres de ambos, encarnados por Eugenio Derbez y Veronica Falcón, de un lado, y Eva Longoria y Kevin Alejandro, del otro.

“Lo que me apasionó tanto del libro es que trataba la cuestión de la latinidad de forma tan gentil”, explicó la artista sobre el inicio de este proyecto, que ha tardado nueve años en llegar a las grandes pantallas y en el que ha contado con los actores Lin-Manuel Miranda, Eugenio Derbez y Kyra Sedwick como productores.

Aitch Alberto, que es de Miami (EE.UU.) y abiertamente trans, encontró en la historia de Ari y Dante “una alternativa, una opción a la latinidad” que se presenta habitualmente en las películas y de la que, asegura, está “cansada” porque no se parece a su propia experiencia ni a la de la gente a su alrededor.

“Somos mucho más de lo que hemos presentado en la pantalla grande y eso cambia cuando personas que son de la comunidad (latina) están encargadas de escribir y dirigir nuestras historias”, apostilla.

“Me tomó mucho tiempo pensar que esta obra fuera mía, que no fuera solo el libro. Y cuando me di el permiso de hacer eso pude traer mi propia experiencia, cómo veo el mundo, el tema de la aceptación de uno mismo, que es difícil… no quería disminuir los personajes a un aspecto: la identidad”, agregó Alberto.

Porque, destaca, el cimiento de la historia es “el amor: de amigo, de familia, romántico, y amor propio, más que nada”.

Y asume, en ese sentido, la “responsabilidad” de ofrecer esas “otras opciones” de latinidad, lo que se refleja en los padres de la película, mexicanos, que empatizan con sus hijos y aceptan sus identidades y orientaciones sexuales, porque es “importante para abrir las mentes y el corazón de la gente”.

Alberto sostiene que la de Ari y Dante es una “historia universal”, y prueba de ello es que “gente que no esperaba conectar con los personajes está conectando”, independientemente de su identidad o edad, por lo que espera que la audiencia “empiece a comunicarse y tener esas conversaciones”.

La cineasta, que agradece a los productores haber visto “la importancia de una historia como esta” y haber “lanzado” su carrera, reconoce que empieza a lo grande tras haberse dedicado a los cortometrajes, pero adelanta que “es el principio de más”, sin pronunciarse sobre una posible adaptación de la segunda novela de Alire Sáenz.

,

Deja un comentario