Abinader: no se trata de un conflicto entre dos pueblos, sino contra los “incontrolables haitianos”

El jefe de Estado indicó el Gobierno seguirá siendo solidario con Haití, pero recordó que debe defender los recursos hídricos del país

0 42

El presidente Luis Abinader aclaró este domingo que el cierre de la frontera con Haití, como protesta por la construcción de un canal en el río Masacre de del lado haitiano, no se debe a una confrontación con esa nación, sino a un enfrentamiento a los “incontrolables que mantienen la seguridad en Haití, que también conspiran contra su gobierno y seguridad de los recursos hídricos”.  

“Y esto no se trata de un conflicto entre dos pueblos, porque ni el dominicano ni el pueblo haitiano queremos la confrontación; lo que han demostrado nuestros pueblos es el deseo de vivir en paz. No deseamos ni buscamos una confrontación, pero sí estamos enfrentando a los incontrolables que mantienen la inseguridad en Haití y que por sus intereses particulares ahora conspiran también contra la estabilidad de su gobierno y la seguridad de nuestros recursos hídricos”, acotó durante un discurso que dirigió a la nación.

“Si hay incontrolables en Haití, les aseguro que no serán incontrolables para los intereses del gobierno dominicano”Luis AbinaderPresidente de la República

En comunicado anteriores, el mandatario nombró a nueve exfuncionarios haitianos como las responsables de la construcción de canal en el río Masacre. Contra ellos el Gobierno, a través de la Dirección de Migración, vetó su entrada a la República Dominicana.

El mandatario dijo que hará cumplir la Constitución, que obliga a regular el uso sostenible de los ríos fronterizos respetando los principios contenidos en el Tratado de Paz, Amistad y Arbitraje de 1929 y el Protocolo de Revisión de 1936.

Y citó el artículo 10 que señala:  “En razón de que ríos y otros cursos de agua nacen en el territorio de un Estado y corren por el territorio de otro o sirven de límites entre los dos Estados, ambas partes contratantes se comprometen a no hacer ni consentir ninguna obra susceptible de mudar la corriente de aquellas o de alterar el producto de las fuentes de las mismas”. 

Abinader recordó que el Gobierno seguirá siendo solidario con Haití, “pero sin olvidar que nuestra principal responsabilidad es defender los intereses del pueblo dominicano”.

En ese sentido, expresó que mantendrá la solicitud a la comunidad internacional para que vaya en auxilio a esa nación, como lo hará esta semana en la Asamblea General de las Nacionales Unidas, en Nueva York.

Deja un comentario