El desgaste mental y físico de la temporada de tenis pesa sobre los jugadores en el US Open

El serbio considera que su estado mental es tan importante como su condición física

0 44

Novak Djokovic considera que su estado mental es tan importante como su condición física cuando se trata de estar preparado para jugar lo mejor posible a sus 36 años.

“Es probable que en lo mental me enfrente a muchas más cosas en mi vida privada que hace 10 años. Pero eso es lo bello de la vida. Las cosas evolucionan, avanzan” comentó Djokovic, quien tratará de dar otro paso hacia lo que podría ser su 24to título de Grand Slam este viernes, cuando enfrente a Ben Shelton en las semifinales del Abierto de Estados Unidos.

“Simplemente siento que siempre hay, supongo, engranaje adicional que llevas dentro y que puedes encontrar cuando profundizas para manejar y gestionar los niveles de energía, dentro y fuera de la cancha”, añadió Djokovic. “Si realmente te dedicas a ello y si te preocupas por ello, si prestas atención a ese aspecto mental tanto como al físico, por supuesto”.

Cuando los tenistas llegan al complejo de Flushing Meadows para el último torneo grande de una larga temporada que inicia a finales de diciembre y se prolonga hasta noviembre, las dolencias y lesiones que forman parte de la existencia de cualquier deportista profesional pueden hacer que las cosas sean más difíciles. Algunos de los que están compitiendo en el Abierto de Estados Unidos, que concluye este fin de semana, dijeron que el desgaste de la mente puede ser tan difícil de sobrellevar como cualquier problema corporal.

El estrés proviene de fuentes diversas. El deseo de ganar cada partido, por supuesto. La importancia de obtener y defender los puntos en el escalafón mundial. El hecho de que no tienen un salario anual en un deporte donde todos los competidores son trabajadores independientes que necesitan pagar los gastos de viaje y, en la mayoría de los casos, un entrenador personal, un fisioterapeuta y a otros miembros de su “equipo”.

Y no todos lidian con la fatiga mental o, si lo hacen, no todos lo reconocen.

“Físicamente, mentalmente, me siento lista”, comentó Aryna Sabalenka, quien jugaba contra Madison Keys en las semifinales de mujeres el jueves por la noche, antes de que empezara el torneo. “Me siento motivada. Me siento fuerte”.

El que los deportistas profesionales ofrezcan reflexiones sinceras sobre la salud mental sigue siendo un acontecimiento relativamente nuevo. Una tenista, Naomi Osaka, fue de las primeras estrellas en hablar de sus sentimientos de ansiedad y depresión tras retirarse del Abierto de Francia de 2021.

No se propuso cambiar la percepción del tema ni animar a otros a buscar ayuda, pero ayudó a estimular el discurso.

“Durante bastantes años, en realidad, no se habló mucho del entrenamiento mental, en general, en el mundo del tenis. Y la salud mental es un tema del que se ha hablado bastante en los últimos, yo diría, tres o cuatro años, lo cual me alegra. Tiene que salir a la luz”, dijo Djokovic.

Deja un comentario