El estreno de la copia pirata de “Barbie” lidera la taquilla en Rusia

“Barbie” recaudó unos 125,000 dólares el primer fin de semana, cifra que la prensa local considera que podría ser mucho mayor

0 1

El estreno de la copia pirata de “Barbie” lideró la taquilla en Rusia en su primer fin de semana, pese a la total ausencia de publicidad en la cartelera.

Barbie” recaudó unos 125,000 dólares el primer fin de semana, cifra que la prensa local considera que podría ser mucho mayor, ya que hay muchos pequeños cines y clubes que también han proyectado la cinta de manera casi clandestina.

La película tuvo que retrasar una semana su estreno entre presiones del Ministerio de Cultura, que considera que “Barbie” no se corresponde con los valores morales tradicionales defendidos por el Kremlin.

Algunos cines incluso censuraron la escena donde dos amigos de Kent besan de manera sincronizada en la mejilla al personaje protagonizado por Ryan Gosling.

Esto ocurrió pese a que algunos críticos de cine rusos insistieron en los últimos días en la prensa en que “Barbie” promueve, en realidad, las relaciones heterosexuales.

Como pudo comprobar EFE, algunos cines del centro de Moscú no censuraron ese beso.

Varios días antes se estrenó la otra película del momento, “Oppenheimer”, la nueva obra del afamado director británico Christopher Nolan.

Como ambas películas no se estrenan oficialmente en este país, debido a que los grandes estudios de Hollywood han dado la espalda a Rusia por la guerra en Ucrania, en la cartelera figuran no las imágenes de Robbie o de Cillian, sino de otras películas rusas.

Sea como sea, el interesado puede adquirir libremente su entrada por internet y ver la película protagonizada por Robbie y Gosling en el cine, aunque ésta, en realidad, se titule “Sobre mamá”.

La diputada rusa, María Bútina, presunta espía canjeada con Estados Unidos, criticó la película de Greta Gerwig e instó a retirar la muñeca Barbie de la compañía Mattel de las tiendas en este país.

El ministerio de Cultura considera que los rusos no deben ver películas de Hollywood, sino rusas como “Testigo” que cuenta la historia de un violinista occidental que asiste casualmente en Ucrania a los crímenes de guerra cometidos por los soldados de Kiev.

El expresidente ruso, Dmitri Medvédev, ha instado a los rusos a descargar en internet copias piratas de películas estadounidenses y series de Netflix para lograr su “bancarrota” por las sanciones occidentales y el apoyo de la OTAN al ejército ucraniano.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas