Esperar o desesperar a Haití

Haití no puede esperar más. La frase del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, puede ser un buen presagio para la petición del presidente Abinader, cuando llegue su turno en la Asamblea General de las Naciones Unidas.Pero la triste realidad es que siempre se puede “esperar más”. De hecho, Haití no podía esperar más

0 22

Haití no puede esperar más. La frase del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, puede ser un buen presagio para la petición del presidente Abinader, cuando llegue su turno en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Pero la triste realidad es que siempre se puede “esperar más”. De hecho, Haití no podía esperar más después del terremoto de 2010 y catorce años después todavía aguarda a que se enderece su tortuosa existencia.

Los burócratas, por el contrario, sí pueden permitirse esperar más. De hecho, son especialistas en alargar los procesos hasta que vencen al contrario por agotamiento.

 Haití, en esa espera imposible pero que nunca termina, ha visto desmoronarse su sociedad, economía, instituciones… hasta que el jefe de una banda de terroristas, de ladrones fanfarrones y sin escrúpulos, dominan la situación y se permite desafiar a un Estado vecino. Al propio hace tiempo que lo controla.

Barbecue ya ha anunciado que terminará el canal de trasvase del río Masacre. Se mueve más protegido que el jefe del Grupo Wagner, los mercenarios más famosos del planeta, y probablemente atemoriza a los pocos políticos que quedan y a la élite haitiana que ya no vive allá, aunque sigan manteniendo sus negocios.

El que espera desespera, reza el viejo refrán.  Haití desespera porque la comunidad internacional le ha hecho esperar amagando una ayuda que no llega y dejando claro que no hay país (por ahora) que se ofrezca a encabezar una misión de ayuda. Por supuesto, si esa fuerza llega a concretarse, habrá voces en contra de la intervención y en “defensa de la soberanía de los pueblos”.  Voces que en realidad ayudan a que la asistencia no llegue.

En realidad, es la  República Dominicana la que no puede esperar más a que la comunidad internacional actúe.

Artículos Relacionados

Como la Navidad

Enfermeras

Atrapados

 

Deja un comentario