Hombre demanda hospital tras asegurar que presenciar cesárea de su esposa le provocó “una enfermedad psicótica”

Alegó que la experiencia le causó una enfermedad psicótica

0 20

A veces, las experiencias en el quirófano pueden llevar a un cambio de vida inesperado. En Australia, un hombre ha decidido demandar al hospital donde presenció la cesárea de su esposa en 2018, alegando que esta experiencia le causó una “enfermedad psicótica” y contribuyó a la ruptura de su matrimonio.

El demandante, Anil Koppula, ha presentado su demanda varios años después de la cirugía, argumentando que se le alentó o permitió que observara el procedimiento, lo que le llevó a ver los órganos internos y la sangre de su esposa. En su reclamo, sostiene que el hospital no cumplió con su deber de cuidado y busca una compensación de 1,000 millones de dólares australianos (más de 642 millones de dólares estadounidenses) del Royal Women’s Hospital en Melbourne.

La cesárea es un procedimiento quirúrgico utilizado cuando los proveedores de atención médica consideran que es más seguro para la madre y/o el bebé. Aunque es una práctica común, no está exenta de riesgos, como infecciones, sangrado, coágulos sanguíneos y lesiones en órganos internos.

Es importante destacar que permitir que un acompañante esté presente durante una cesárea es una práctica habitual en muchos hospitales, ya que permite al familiar presenciar el nacimiento del bebé y brindar apoyo a la madre durante el procedimiento.

Sin embargo, el hospital en cuestión ha negado haber incumplido su deber de cuidado y ha argumentado que Koppula no sufrió una lesión real debido a la cesárea que presenció. El juez encargado del caso, James Gorton, finalmente desestimó la demanda, considerándola un “abuso del proceso”.

Este caso plantea preguntas sobre las circunstancias en las que se permite la presencia de observadores en procedimientos quirúrgicos y las posibles implicaciones legales que pueden surgir de tales situaciones.

Deja un comentario