Problemas en los libros de texto escolares

Los problemas de los libros de texto escolares del sistema público no han dejado de constituir un problema desde hace muchos años. Libros almacenados y sin repartir,  licitaciones que acaban en tribunales, formatos digitales que, en primer lugar no son tales, y en segundo no llegan a todos los alumnos porque el  problema también son

0 9

Los problemas de los libros de texto escolares del sistema público no han dejado de constituir un problema desde hace muchos años. Libros almacenados y sin repartir,  licitaciones que acaban en tribunales, formatos digitales que, en primer lugar no son tales, y en segundo no llegan a todos los alumnos porque el  problema también son los dispositivos.

Ahora los editores, la ADP y otras instituciones ligadas al sector, denuncian graves fallos conceptuales y de otra índole en los textos que el Minerd decidió hacer internamente, al vapor, sin licitación y sin contar con las empresas especializadas. Nadie pondría en duda la capacidad de algunos de sus autores en sus respectivas áreas, pero sí dudar de la posibilidad de hacer libros escolares en tres meses.

El invento no ha salido bien. Ni siquiera ha salido del todo, pues la capacidad de impresión contratada no ha permitido tener los libros ni se espera que en al menos tres meses estén terminados. Algo hay que hacer. Buscar una solución es  urgente. Y una investigación para que los ciudadanos entendamos finalmente cuál es el problema. Que no es de ahora y se lleva un buen pellizco del 4%.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas