Sal Maglie y por qué fue apodado “El Barbero”

“Los héroes son recordados, las leyendas nunca mueren” Babe Ruth “ En las redes sociales todavía se siente el pelotazo en el rostro de que fue víctima Jorge –Aquamán- Alfaro, de los Tigres del Licey por el lanzador Gerson Garabito, Águilas Cibaeñas. Ese capítulo de Alfaro-Campusano nos hizo recordar la rivalidad entre Gigantes y Dodgers

0 27

“Los héroes son recordados, las leyendas nunca mueren”Babe Ruth

En las redes sociales todavía se siente el pelotazo en el rostro de que fue víctima Jorge –Aquamán- Alfaro, de los Tigres del Licey por el lanzador Gerson Garabito, Águilas Cibaeñas.

Ese capítulo de Alfaro-Campusano nos hizo recordar la rivalidad entre Gigantes y Dodgers cuando ambos equipos estaban en Nueva York y brillaba en la colina de los sustos el lanzador Sal Maglie.

En su mejor momento, ningún lanzador fue más dueño y señor del espectáculo que Salvatore Anthony Maglie, conocido como “Sal el Barbero” porque afeitaba la barbilla de los bateadores con su recta alta y adentro y se “sotoreía” cuando veía al bateador besar el suelo.

Contra él, los Dodgers por lo general parecían estar balanceándose en la silla de un barbero y durante un lapso de 12 aperturas en Brooklyn, ganó 11 veces. En general, tuvo marca de 23-11 contra los Dodgers de Robinson, Pee Wee Reese, Roy Campanella, Duke Snider, Gil Hodges y Carl Furillo.

En la temporada de 1955, los Gigantes vendieron a Maglie, que entonces tenía 38 años, a los Indios de Cleveland y a finales de la temporada de 1956, los Dodgers lo adquirieron. La noche que entró en la casa club de Ebbets Field, el primer nuevo compañero de equipo que vio, fue a Carl Furillo a quien había afeitado en varias ocasiones. “Hola, paisano”, le dijo Maglie con una sonrisa.

Se dieron la mano. Su enemistad quedaba en el olvido y ahora que vestían el mismo uniforme, eran compañeros de cuarto ocasionales en la carretera mientras Maglie producía un récord de 13-5 que incluía un juego sin hits.

Fuera de las líneas de cal, Maglie tenía modales amables y educados y una voz tan suave como la de un sacerdote en un confesionario. Pero como lanzador, era más duro que “Kiko la Quema”, era un competidor que creía en lo que él llamaba el “lanzamiento de propósito”, el pitcheo intimidante. Uno de sus discípulos en Brooklyn fue el joven Don Drysdale, quien se convertiría en un lanzador del Salón de la Fama en Los Ángeles.

“Sal me hacía la señal de derribar desde el dugout”, dijo Drysdale. “Una vez me hizo la señal con Henry Aaron y lo derribé. Antes del siguiente lanzamiento, me hizo la señal nuevamente, así que derribé a Henry otra vez. Cuando más tarde le pregunté por qué, Sal me dijo: ‘¿Tú no sabes?’. La segunda vez es para hacerle saber que lo decías la primera vez era en serio.”

Sal Maglie, El Barbero, les dejó una herencia a los pitchers: Aprendan a lanzar adentro, para que el bateador sienta el aroma de la blanca con costuras rojas.

Un día como hoy

  • 1958: En el estadio Cibao, con un explosivo bateo de Felipe Rojas Alou que disparó cuadrangular y tres sencillos los Leones del Escogido derrotaron 6-5 a las Águilas del Cibao. George -Garabato- Sackie se anotó la victoria y Ruddy Hernández la derrota.

  • 1963: Las Águilas del Cibao derrotan 4-3 a los Leones del Escogido en 14 episodios, donde el novato Winston Llenas disparó el triple de la victoria frente a los envíos de Juan Marichal. El derecho Octavio Acosta en rol de relevo se anotó la victoria y Juan Marichal que había entrado en rol de relevo de Rolando Rivas fue el derrotado.

  • 1966: Federico –Chichí- Olivo es negociado por los Bravos de Atlanta junto a Bill Robinson a los Mets de New York por Clete Boyer.

  • 1970: Ricardo Carty, Leones del Escogido, dispara dos jonrones para derrotar 2-1 a las Estrellas Orientales. Ganó el zurdo Danilo Rivas.

  • 1987: Por primera vez en la historia del béisbol dominicano se juega un partido en Curazao, cuando los Caimanes del Sur derrotaron 6-1 a los Azucareros.

Deja un comentario