Las autoridades rusas acceden a entregar el cuerpo de Navalni a su madre

El joven falleció en prisión en circunstancias no esclarecidas hace nueve días

0 24

Las autoridades rusas accedieron este sábado a entregar a su madre el cuerpo del líder opositor Alexéi Navalni, fallecido en prisión en circunstancias no esclarecidas hace nueve días, informó el equipo del político.

“El cuerpo de Alexéi ha sido entregado a su madre. Gracias a todos que lo exigían junto con nosotros”, escribió Kira Yarmish, portavoz del fallecido opositor. 

Se recuerda que la madre de Navalny presentó una demanda en un tribunal de Salekhard en contra de la negativa de las autoridades de entregar el cuerpo de su hijo.

Se ha programado una audiencia a puerta cerrada para el 4 de marzo. El martes, ella exhortó al presidente ruso Vladímir Putin a que suelte los restos de su hijo para poder enterrarlo con dignidad.

La muerte de Navalny ha privado a la oposición rusa de su político más conocido e inspirador, menos de un mes antes de unas elecciones que casi seguramente le darán a Putin otros seis años en el poder. Muchos rusos veían a Navalny como una leve esperanza de un cambio político en medio de la implacable ofensiva de Putin contra la oposición.

Desde la muerte de Navalny, unas 400 personas han sido detenidas en toda Rusia cuando trataban de rendirle tributo con flores y velas, según OVD-Info, un grupo que monitorea arrestos políticos. Las autoridades han cerrado el acceso a algunos monumentos en memoria de las víctimas de la represión soviética que estaban siendo como lugares para dejar tributos improvisados a Navalny. La policía retira las flores todas las noches, pero al día siguiente aparecen más.

Por su parte, desde su celda en Siberia, el destacado opositor Vladimir Kara-Murza pidió el jueves a los rusos que no se rindan tras la muerte de Navalny y denunció la existencia de un escuadrón de la muerte respaldado por el Estado para eliminar a los rivales del presidente, Vladímir Putin, según un video publicado en una red social.

Deja un comentario