Fernando Durán: “Siempre aportamos recursos para que el productor, de nuevo, se levante”

El Banco Agrícola plantea la posibilidad de crear un fondo de garantías en sus 70 años de operaciones

0 19

La creación de un fondo de garantías para que los productores recurran a este, ante los cada vez más frecuentes desastres naturales, es una de las tareas que el Banco Agrícola se ha puesto sobre la mesa.

Luego de celebrar 70 años de inaugurado, el pasado 1 de junio, la entidad financiera contempla la creación de un instrumento financiero adicional que le permita a los productores agropecuarios cubrir las pérdidas cuantiosas a sus parcelas debido al cambio climático.

Estos recursos también podrían ser facilitados para cumplir con cualquier compromiso asumido con la banca privada, contribuyendo a mitigar los riesgos que tenga un proyecto agrícola.

“Lo hemos pensado y estamos trabajando en eso. Incluso, estamos buscando asesoría porque ese debe ser un instrumento para todo el país, para que la banca privada se entusiasme en financiar en mayor volumen y cantidad con la que lo hace a la agricultura hoy día”, manifestó su administrador general, Fernando Durán.

Riesgos de la agricultura

En su experiencia conociendo el sector, el funcionario explica que la alta exposición a los eventos climáticos hace que la actividad agrícola sea vista de alto riesgo, por lo que la inversión en el campo resulta poco atractiva para la banca privada.

En efecto, de los 1.4 billones de pesos (1,484,496 millones) que conformaron la cartera de créditos de la banca privada, a febrero del 2024, apenas se destinaron 27,629 millones de pesos a la agricultura, lo que representa un 1.86 % del total, según datos de la Superintendencia de Bancos (SB).

“Siempre que el productor nos demuestra que las razones (de las pérdidas) han sido climáticas, o que no ha habido ningún tipo de negligencia, siempre nosotros aportamos recursos para que el productor, de nuevo, se levante”, enfatizó.

Durán asegura que el Banco Agrícola maneja alrededor del 60 % de los créditos que tienen los productores con la banca actualmente, destinados a cubrir costos de producción, cumplir con compromisos de pago, afrontar las contingencias climáticas y fomentar nuevas inversiones.

Apoyo ante pérdidas

Cuando se registran pérdidas en los cultivos por eventos climáticos que impactan las plantaciones, el banco les apoya con préstamos a una tasa preferencial, o bien, a tasa cero de interés, una iniciativa que comenzó con 5,000 millones de pesos, en el 2020, y hoy día se ha elevado a más de 7,500 millones de pesos, los cuales se han seguido reinvirtiendo a medida que los productores pagan.

La reestructuración de deuda también es otro de los mecanismos utilizados, que consiste en extender el compromiso a un plazo mayor. El Bagrícola ha reestructurado alrededor de 4,000 millones de pesos en deudas, solo en el 2023.  

Seguro agropecuario

Todos los préstamos que ofrece el Banco Agrícola están asegurados a través de la Aseguradora Agropecuaria Dominicana (Agrodosa). Durán detalló que el 50 % de la prima de ese seguro la paga directamente el gobierno, mientras que otro 50 % lo paga el productor cada vez que toma un préstamo del banco. Sin embargo, el funcionario entiende que se pueden realizar aún más acciones para fortalecer el aseguramiento del sector agropecuario.

 Indicó que representantes de Centroamérica y el Caribe han puesto en el debate regional la necesidad de un seguro paramétrico, que ofrecería cobertura a los agricultores de acuerdo al tipo de evento climático y la intensidad con la que haya afectado a los cultivos. Esto se ha conversado con el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), diálogos en los que República Dominicana ha participado.

Deja un comentario