De Felipe Alou a Cuchito Álvarez, una carta histórico

“Primero duele, después te da rabia y termina dándote risa, así se cierran las etapas”…Anónimo“Felipe Rojas Alou, es un símbolo de la dignidad y el decoro en esta Patria de Duarte, Luperón, Manolo y Caamaño, donde los valores morales están en el paredón del cementerio de la dignidad.El 3 de abril de 1957, “El Panqué

0 15

“Primero duele, después te da rabia y termina dándote risa, así se cierran las etapas”…Anónimo

Felipe Rojas Alou, es un símbolo de la dignidad y el decoro en esta Patria de Duarte, Luperón, Manolo y Caamaño, donde los valores morales están en el paredón del cementerio de la dignidad.

El 3 de abril de 1957, “El Panqué de Haina” le remitió una misiva al editor deportivo de La Nación, Mario Álvarez Dugan (Cuchito), por el trato injusto que recibían los peloteros latinos en los Estados Unidos.

Por el valor histórico de la carta, la damos a conocer donde Felipe critica el despido injusto de Chichí García Planas, Julio César Imbert y Danilo Rivas.

Mister Mario Álvarez Dugan

La Nación, Ciudad Trujillo, Dominicana

Apreciado Cuchito:

He tomado este momento, en que tres dominicanos, tres latinos, han sido despachados a sus hogares, sin causa justificada, para explicarte ciertos problemas que ocurren en este “spring trainning”.

Cucho verdaderamente, esto es algo espantoso: Chichí García bateó 12 hits en 29 veces, la mayoría de ellos de extrabases, jugando una defensiva impecable.

Imbert fue, sencillamente el pitcher más temido por los otros jugadores de clase D me lo contaban a cada rato.

Rivas hizo dos ceros en trocha y sólo aceptó cuatro hits en diez entradas.

Más, así, se van, son negros y más que todos latinos, pues he podido comprobar que ser latino aquí en el Norte es tan malo como ser negro. Y lo digo con rencor y con dolor, pues ahora me tienen como una joya preciada, y el año pasado, casi cometen conmigo el mismo sacrilegio que con estos pobres muchachos.

Y a propósito de mí, Cucho, tú oiste o mejor dicho sabías, que estaba a punto de ir a Phoenix, y que luego optaron por enviarme con el Minneapolis de la clasificación “AAA”. ¡Oh, y que buen sabor tenía para mí todo aquello! Pero, hoy estoy aún en Minneapolis y pese a esto “no estoy” con ellos, pues ni juego con dicho equipo, ni se si van a bajarme.

Y digo que no juego, porque tú sabes mejor que nadie, soy uno de los tipos a quienes gusta jugar competir, a quien le gusta el deporte. Y aquí míster Red Davis me usa cada cuatro o cinco días, díganlo los tres dominicanos idos. Yo tengo 12 hits en 27 turnos. Ayer conecté mi segundo jonrón, con dos en bases y empujé mis carreras 8, 9 y 10. Y ya ves, 27 turnos tengo, y la mayoría de los otros jardineros y demás players pasan de las 80 veces al bate.

Yo hablo así, porque todo novato que, como yo, sueña con jugar en Grandes Ligas, quiere ponerse en forma. Aquí todo el mundo se halla raro eso de las pocas oportunidades que me dan.

Lo de los muchachos lo siento en el alma. Yo esta noche no dormiré pensando en el fracaso aquí de tres muchachos, que fracasaron habiéndolo hecho bien, y lo hicieron. Y lo siento, también, por esos muchachos que aspiran venir al Norte, en busca de fama y de fortuna, y se hallan en un ambiente de inseguridad, casi de hostilidad.

Bueno Cucho. Sólo me resta darte las gracias, y excusarme, pero quiero que te hagas eco en parte de esto, como tú lo has hecho siempre en defensa del deporte. Permíteme escribirte de vez en cuando para mantenerte al tanto de mi actuación. Recibe un saludo de tu amigo que espera te encuentres bien, Felipe Roas Alou.

Un día como hoy …

  • En 1912: Nace Horacio Martínez Estrella (“El Rabit”) considera uno de los grandes defensores del siore del béisbol dominicano.

  • En 1937: Nace Juan Antonio Marichal Sánchez, en Laguna Verde, Montecristi. Felicidades.

  • En 1983, los Azucareros del Este, debutan en la Lidom, en La Romana, dirigidos por Pedro González, derrotan 10×3 a los Leones del Escogido. Domingo Ramos conectó el primer hit.

  • En 1983, los Caimanes del Sur, debutan en la Lidom en San Cristóbal, con una victoria 2×1 ante las Águilas Cibaeñas. El pitcher ganador fue José Reyes y el revés para Nino Espinosa. Julio César Paula disparó el primer hit por los Caimanes.

  • En 1996: Son inmortalizados en el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano Arnulfo “Nino” Espinosa, Teodoro Martínez y Rafael Ávila.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas