Peloteros no necesitan pesito$ del béisbol de invernal

“La vida es demasiado corta para estar triste, para estar enojado, para tener rencor, para mirar atrás, para estar deprimido, para ser cruel”Anónimo“Conversando sobre la calidad del béisbol que disfrutamos hoy día, nos decía el fraterno Luis Ramón Cordero que el mismo ha bajado de categoría y ese discernimiento de “Monsieur Cordero” no admite discusión.El

0 31

“La vida es demasiado corta para estar triste, para estar enojado, para tener rencor, para mirar atrás, para estar deprimido, para ser cruel”Anónimo

Conversando sobre la calidad del béisbol que disfrutamos hoy día, nos decía el fraterno Luis Ramón Cordero que el mismo ha bajado de categoría y ese discernimiento de “Monsieur Cordero” no admite discusión.

El béisbol de invierno, siempre se nos olvida que es también de otoño, ya no ve desfilar por sus diamantes jugadores del calibre de Rafael Devers, José Ramírez, Juan Soto, Sandy Alcántara, Manny Machado, Jeremy Peña, Luis Severino, Frambert Valdez, Enmanuel Clase, Jean Segura, no porque sus equipos de Grandes Ligas lo coloquen en “Fatiga Extrema”, sino porque los dólares que tienen en sus cuentas bancarias, no necesitan los pesito$ de nuestra pelota.

Vamos a poner de ejemplo el caso de Jasson Domínguez, quien pactó con los Yankees de Nueva York por un monto estimado de $5.35 millones de dólares el julio 2 de 2019, cuando apenas tenía 16 años, con ese bono los meses de invierno los toma para disfrutar. Bien claro, no necesita los pesito$ de nuestro béisbol. Ese jugador es millonario antes de cruzar las líneas de cal de un diamante en el Norte. Y así hay decenas de casos.

Ese es el motivo principal, porque la pelota nuestra ya no es ni será jamás, el mismo brillante espectáculo de décadas pasadas, con peloteros de la talla de Juan Marichal, Felipe, Mateo y Jesús Rojas Alou, Manuel Mota, Julián Javier, Winston Llenas, Pedro Gonzalez, Ricardo Joseph, José Vidal Nicolás, José Lima, Roberto Peña, Cesarín Gerónimo, Pascual Pérez, Domingo Ramos y Alfredo Griffin entre otros, que jugaban con pasión y sin límites en el béisbol invernal porque tenían la necesidad de completar sus ingresos. Esos peloteros firmaban por pequeños bonos y cobraban en Grandes Ligas un promedio de $15 mil dólares por toda la temporada.

Hoy el salario mínimo, lo que cobra un novato son $750 mil dólares, y eso aumenta cada año automáticamente. Olvide los impuestos y calcule lo que le queda al cambio de $50×1, con esa paca no necesita coger la pela de viajar en guagua para La Romana, San Pedro, San Francisco y Santiago. El jugador se queda “chilin” en su localidad dando pelas en su “yipetón”.

Y como cereza al pastel los importados que coronan la vuelta son cubanos sin contratos, agentes libres de ligas menores y jugadores de las Ligas Independientes y de México. Los “Top prospects” de los clubes de liga grande no vienen ni por asomo como los casos de Willie Stargell, Dave Parker, Steve Garvey, Willie Mc Covey, Roger Maris, Bob Gibson, Mike Sciocia, James Rodney Richard y otros que harían muy largo el rosario de luminarias.

En la pelota de invierno accionan los que necesitan recuperarse de lesiones, los de baja calidad, los que no tienen grandes ingresos, y uno que otro big leaguer muy fiebrú como los casos de Miguel Tejada, Tony Peña y David Ortiz.

Ese es el motivo principal de la baja calidad del béisbol invernal, donde nuestras estrellas del Gran Circo tienen las “carteras rulay” y la exhiben en la Disco a ritmo de “reguetón” con una dama hecha a manos que se levantó vía DM, con Moet y fuego artificial incluidos. Punto y bolita…porque esto si es difícil Talúa.

XXX

UN DIA COMO HOY

En 1967, los Tigres del Licey y las Estrellas Orientales empatan a cero en 18 episodios en el juego inaugural del torneo 1967-68. El árbitro principal Robert Smith suspendió el juego debido a que las bases del campeonato estipulaban que la hora tope eran las 12:00 de la noche.

En 1972, Ricardo Carty es cambiado por Atlanta a los Vigilantes de Texas por el lanzador Jim Panther.

En 1973, las Estrellas de Oriente derrotan 4-0 a los Tigres del Licey. Joaquín Andújar, lanzó su primera blanqueada en el béisbol profesional dominicano y Doug Rau fue el derrotado.

En 1982, Rafael –El Gallo- Batista dispara su jonrón 43 de por vida, en el triunfo 1×0 de las Estrellas Orientales sobre el Licey.

En 1983, en Moca, muere a los 70 años el ex jugador Juan Delfino García (Bragañita).

En el 2004, en San Francisco de Macorís, Luis Polonia dispara 2 hits el 699 y 700 de por vida. Las Águilas ganan 4×2 a los Gigantes.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas