Mundial sin premio para Neymar que tiene futuro incierto

Al ‘10’, con una carrera brillante, se le resiste un gran título con su país

0 7

“Decir que es el final sería apurado. No cierro las puertas, pero tampoco garantizo nada”, dijo, aún llorando, Neymar en zona mixta tras la eliminación en penaltis frente a Croacia. Había afirmado previamente que Qatar 2022 sería su último Mundial, pero una nueva decepción, la tercera, quizá le hagan cambiar de opinión.

Neymar sin título

Al ‘10’, con una carrera brillante, se le resiste un gran título con su país, más allá de la Copa Confederaciones que ganó en 2013, siendo protagonista en la final contra España.

Fuera de la absoluta, lideró a los suyos a ganar los Juegos Olímpicos de Brasil 2016, donde marcó el quinto y definitivo penalti, justo lo que no tuvo la oportunidad de hacer contra Croacia, y que dio el primer oro olímpico para Brasil en su historia.

También fue campeón del Sudamericano sub-20 en 2011, pero ganar el Mundial era el culmen de su trayectoria. Por ello, enfocó todo a la cita en Catar, pero su sueño se torció; y desde el principio.

Recibió nueve entradas en el estreno contra Serbia -más que ningún otro en la competición- y en la última acabó lesionado. Tobillo derecho dañado, lágrimas en el banquillo consciente de que le habían dañado junto en el punto más frágil de su carrera.

Lesiones de Neymar

Desde 2018 y hasta llegar a Qatar 2022, 396 días de baja por lesiones en sus tobillos. Su continuidad en el torneo estuvo en seria duda, pero se recuperó a tiempo, superando los pronósticos, para reaparecer en octavos de final.

Y lo hizo liderando el mejor juego que mostró Brasil en el torneo. Cuatro goles en 36 minutos frente a Corea del Sur. El segundo, un penalti que anotó el propio Neymar con gran maestría, esperando hasta el último momento a que se venciera el guardameta y colocando el balón con tranquilidad al otro lado. Seguramente, por su cabeza pasó repetir el mismo proceso ante Livakovic en un penalti que nunca fue.

Pero el sueño de Neymar se cruzó con la indestructible Croacia. La que siempre llega a los penaltis y siempre gana. Liderada por un Luka Modric que a sus 37 años demostró a Neymar que, si se lo propone, los 34 años con los que llegaría al Mundial de Estados Unidos, México y Canadá, no son nada.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas