Standard & Poor’s mejora calificación crediticia de RD

La firma extranjera destaca el aporte de las inversiones extranjeras y el turismo, pero no vislumbra a corto plazo la reforma fiscal que entiende es necesaria

0 6

La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P Global) mejoró la calificación crediticia de la República Dominicana, elevándola desde “BB-” a “BB”, gracias “al buen manejo económico que el Gobierno ha realizado, ha sido el elemento primordial” para que la agencia de riesgo mejore la calificación.

El informe de la agencia crediticia, publicado este lunes, destaca que la economía dominicana exhibe una alta tasa de crecimiento económico y una resiliencia a choques externos. Adicionalmente, se menciona que la recuperación económica ha permitido no sólo sobrepasar los niveles pre-pandemia sino reanudar su tendencia de crecimiento de largo plazo. 

“La buena coordinación del sector público y el privado ha ayudado a compensar los déficits de demanda producto de la desaceleración económica mundial y el conflicto entre Rusia y Ucrania”, señala el documento.

De igual manera, la firma resalta la mejora de la institucionalidad en la administración pública, que se refleja en su capacidad de mantener altas tasas de crecimiento económico, fortalecimiento en la planificación fiscal y el manejo de la deuda pública.

““A pesar del desempeño económico, indicadores sociales y educativos se mantienen débiles””Standard & Poor’s

El ministro de Hacienda, José Manuel -Jochi- Vicente, precisó que, pese a un entorno internacional desfavorable, las medidas fiscales aplicadas por las autoridades han permitido que el país avanzara en su calificación crediticia sin poner en riesgo la sostenibilidad de las finanzas públicas. 

“Esta mejora por parte de Standard & Poor’s es la mejor evidencia del esfuerzo que estamos realizando como Gobierno, tanto en materia económica, como institucional, para alcanzar la meta que nos hemos propuesto: lograr el Grado de Inversión en el próximo decenio”, declaró el ministro Vicente. 

A finales de 2021, S&P Global mejoró la perspectiva crediticia del país, subiéndola de negativa a estable, decisión que se basó en la impresionante recuperación económica local, que logró revertir el deterioro externo causado por el COVID-19.

En tanto, la viceministra de Crédito Público, María José Martínez, explicó que la mejoría a BB repercute positivamente en el costo de los financiamientos que toma el Estado y hace más atractivo al país para la recepción de inversión extranjera. 

En el informe, la agencia sostiene que “aun considerando los aumentos de tasas de interés a nivel global, S&P destaca que el país ha mitigado los impactos que se puedan producir por medio de las operaciones de manejo de pasivos en los últimos años”.

Posibles presiones 

De acuerdo al informe, la empresa destaca que la República Dominicana ha ido fortaleciendo paulatinamente sus instituciones públicas, lo que se refleja en su capacidad para mantener altas tasas de crecimiento económico y mejorar su planificación fiscal y administración de la deuda. 

En tanto que “la falta de polarización política entre los partidos ha llevado a un estrecho espectro y proporcionó cierta visibilidad sobre las políticas económicas, en su mayoría favorables a las empresas y al mercado amigable”.

Sin embargo, Standard & Poor’s dice que el país continúa enfrentando desafíos para aprobar e implementar reformas estructurales,  (como modificaciones al sistema tributario o al sector eléctrico). Esta debilidad ha contribuido al deterioro de las finanzas públicas en las últimas dos décadas. A pesar de estos retrasos en reformas clave, la administración del presidente Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), pudo adelantar algunas medidas complementarias.

“Por ejemplo, aseguró la aprobación del Pacto Eléctrico en 2021, desmantelando el ineficiente conglomerado de empresas eléctricas y sentando las bases para un aumento gradual de las tarifas eléctricas, que estuvieron congeladas durante 10 años. También reforzó la independencia del poder judicial para combatir la corrupción.

No obstante, la decisión del gobierno de posponer una reforma fiscal de larga data y la suspensión temporal de las alzas de las tarifas eléctricas demuestran deficiencias en su capacidad para tomar medidas contundentes y oportunas para fortalecer las finanzas públicas. 

“No esperamos una reforma tributaria significativa durante los próximos dos años, a pesar de que el gobierno cuenta con la mayoría en ambas cámaras del Congreso y gran popularidad”, dice el informe. 

Aunque, dice que podría haber medidas complementarias para mantener políticas favorables a la inversión y otras medidas para aumentar los ingresos fiscales y contener el gasto.

Crecimiento 

De acuerdo al informe, respaldado por las buenas perspectivas del turismo y la inversión del sector privado en zonas francas y construcción, el PIB crecerá alrededor de 4 % – 5 % durante los próximos tres años. Como resultado, el PIB per cápita promediará  11,000 dólares durante los próximos tres años. La República Dominicana es uno de los primeros países de la región en retomar su tendencia de crecimiento a largo plazo antes de la pandemia. “A pesar del sólido desempeño económico, los indicadores sociales y educativos del país se mantienen relativamente débil. La pobreza ha disminuido constantemente durante la última década, pero se mantiene en torno al 20 %. Como producto de la pandemia, la calidad de los empleos se ha deteriorado y la tasa de informalidad ha aumentado a alrededor del 60 por ciento.

La Política monetaria

El Banco Central ha endurecido la política monetaria, dice el informe, según aumentaba la inflación debido al aumento de la energía y los alimentos a nivel mundial y los ajustes de la electricidad aquí. El BC incrementó sus tasas al 8.5 %, después de mantenerlas en 3 % durante la pandemia.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas