Isabel Preysler vs. Mario Vargas Llosa tras ruptura

Dos versiones contrapuestas de una ruptura muy mediática

0 53

“No, los motivos de la ruptura no existen. No es verdad, no son ciertos”, ha asegurado el escritor Mario Vargas Llosa al regresar a Madrid tras recibir el Año Nuevo con su hijo Álvaro en París. De esta manera desmiente lo que se ha comunicado en una revista española sobre la razón de su ruptura con su hoy expareja, Isabel Preysler, señalando sus supuestos celos como la principal causa.

“Yo estoy muy bien, acabo de pasar un día en París. Solo quiero confirmar la entrevista que ha dado Isabel”. Sin embargo, el escritor no parece estar muy de acuerdo con las especulaciones y rumores generados alrededor de su ruptura. “No, los motivos de la ruptura no existen. No es verdad, no son ciertos”, ha zanjado.

Fue el pasado miércoles cuando Preysler, de 71 años, anunciaba en una entrevista para la revista Hola que había terminado su relación con Mario Vargas Llosa (86).

“Mario y yo hemos decidido poner fin a nuestra relación definitivamente. No quiero dar ninguna declaración más y agradezco a los amigos y medios de comunicación que nos ayuden en esta decisión”, declaró la celebrity, mientras el Nobel ponía tierra de por medio y viajaba a París con su hijo mayor, Álvaro, para dar la bienvenida a 2023 a la espera del fin de la tormenta mediática que ocasionaban las palabras de la reina de corazones.

Aunque Isabel Preysler no quiso entrar en detalles, Hola aseguró que Vargas Llosa llevaba varias semanas residiendo fuera del domicilio que ambos compartían en Puerta de Hierro, Madrid, y apuntó a los “celos infundados” de él como principales motivos de una ruptura que pone punto final a casi ocho años de relación.

Concretamente a un episodio sucedido el pasado mes de junio y por el que el escritor decidió irse a un piso que tiene en el centro de Madrid, según contaba después la periodista Sandra Aladro en El programa de Ana Rosa.

“En verano se produce un primer mensaje de Isabel a Morgana, hija de Mario. Isabel y Mario habían discutido y él se marcha a su piso en el centro. La pelea dura cuatro días y tras eso, él vuelve a la casa y a los pocos días se marchan de viaje juntos. Los desencuentros entre Preysler y Vargas Llosa se habrían ido intensificando en los últimos tiempos

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas