¡Mamá, no quiero morir!, el clamor de uno de los sobrevivientes de tiroteo de dominicano en NY

El tirador condujo detrás de la víctima de 21 años hasta atravesarle el hombro con un disparo

0 35

El sábado un motorizado realizó una serie de tiroteos en Nueva York que dejaron un muerto y tres heridos, uno de ellos, la primera víctima, clamó a su madre después de que una de las balas disparadas por el dominicano Thomas Abreu le atravesara el hombro, según recordó un testigo el lunes ante medios estadounidenses. 

La policía asegura que el tirador acusado condujo detrás de la víctima de 21 años cerca de la esquina de Ashford Avenue y Arlington Avenue en East New York y le disparó alrededor de las 11:15 de la mañana del sábado.

“Estaba sangrando por el agujero en el hombro izquierdo”, dijo a The New York Post Yolainy Almonte, una trabajadora de una farmacia cercana que reconoció a la víctima como un hombre llamado César que iba a la escuela con su sobrina.

“¡No me dejes morir! ¡No me dejes morir!”, continúa la mujer sobre lo dicho por la víctima, que, según su relato, gritaba “¡Mamá! ¡Mamá! ¡No quiero morir!

La mujer recuerda haber consolado al chico al decirle “no te preocupes, no te vas a morir”, “¡Ya llamamos al 911! No vas a morir”.

Mientras Almonte atendía al hombre herido, Abreu seguía recorriendo la ciudad a bordo de su pasola desatando un alboroto sangriento que dejaría a un señor de 87 años y a tres heridos, incluido al joven identificado como César. 

De acuerdo con las autoridades, el hombre de 25 años supuestamente usó una pistola fantasma (comprada por piezas por internet para luego ser ensambladas) para dispararle a cuatro personas en un lapso de 12 minutos entre Brooklyn y Queens el sábado por la mañana antes de ser arrestado.

Abreu, identificado como dominicano por su compañero de cuarto, vivía a pocas cuadras de donde disparó a la primera víctima y fue descrito por sus vecinos como una “molestia conocida”, parte de un grupo de ciclistas que andan “por aquí como locos”, dijo uno de los lugareños que no quiso ser identificada a The Post.

De acuerdo con Rubén Vargas, el compañero de cuarto del agresor, Abreu ha vivido en Elton Street en Brooklyn durante el último año y trabajaba entregando comida en un local dominicano.

Thomas Abreu fue hospitalizado y sometido a una evaluación psiquiátrica este lunes, luego de ser acusado de un cargo de asesinato, dos cargos de intento de asesinato y tres cargos de posesión criminal de un arma. 

Tres de sus víctimas sobrevivieron, aunque el jefe de policía de Nueva York, John Chell, dijo que un hombre de 44 años a quien Abreu supuestamente le  disparó en la cara todavía está luchando por su vida.

,

Deja un comentario